lunes, 30 de enero de 2017

Beneficios de pintar en los niños

El arte, en sus distintas áreas como en la música, pintura, arquitectura, literatura, danza, teatro, cine... desde tiempos inmemoriales ha sido vehículo de comunicación y por consiguiente de expresión emocional.

Mediante la pintura, los niños acceden a un mundo lleno de colores, formas, trazos e imaginación, simbolizan sentimientos y experiencias. La pintura estimula muchas habilidades que luego veremos detenidamente como la comunicación, la creatividad, la sensibilidad y aumenta su capacidad de concentración y expresión. La pintura como cualquier otro tipo de actividad es un aprendizaje que se puede enseñar y es una manera de conseguir muchos beneficios personales y de crecimiento sin que se den cuenta, ya que, es como un juego

La psicología del arte, es la rama de la psicología que se ha dedicado al estudio de los fenómenos de la creación y la apreciación artística desde una perspectiva psicológica. Existen muchos aspectos que vinculan la psicología del arte a la psicología en general, como la percepción, la emoción, la memoria, el pensamiento y el lenguaje.




Muchos psicólogos hemos comprobado los efectos beneficiosos del arte para ayudar a niños que acuden a mi consulta con quejas psicológicas, ya que el arte en todas sus expresiones libera y fomenta la subjetividad de la persona. Así, se puede utilizar para resolución de conflictos, problemas de comunicación, dificultades de expresión y otros muchos aspectos psicológicos.


¿Qué beneficios tiene la pintura en los niños?

Pintar es un entretenimiento que le da la oportunidad a los niños de expresar sus mundos interiores y de que canalicen sus estados anímicos y sus sentimientos de un manera saludable, aunque todavía no sepan exteriorizarlos bien con palabras.

Vamos a enumerar algunos de los beneficios que la pintura tiene en los niños

-- Ayuda a que se comuniquen mejor. Para los niños la pintura resulta un gran medio de expresión, en el que se desenvuelven mucho mejor que verbalmente. Si además, tu hijo/a es un niño tímido con la pintura lograrán dar rienda suelta a su creatividad y expresar sentimientos, emociones, lo que hará, que las canalicen de forma adecuada y no se repriman

-- Mejora su motricidad. Mediante la pintura al utilizar los pinceles, lápices, ceras, etc, los pequeños aprenden a regular los movimientos de sus manos y a desarrollar conexiones cerebrales relacionadas con esa habilidad. 

-- Aumenta su autoestima. Cuando la pintura se realiza en un ambiente no competitivo, distendido y agradable, los pequeños pueden alcanzar grandes logros personales alentado por el instructor y por el resto de sus compañeros y esto fortalecerá su autoestima. Este aspecto puede ser importante para niños con problemas de dependencia, inseguridad y que necesitan fortalecer su autonomía y aprender a quererse y valorarse.

-- Les ayuda a relajarse. La pintura ayuda a los niños a centrarse en algo que les gusta y estar en el AHORA como ya hemos hablado otras ocasiones, les relaja. En este proceso los sentimientos se expresan por medio de colores y formas, de manera divertida y distendida lo que lo convierte en un proceso placentero para ellos, ya que, aún se comunican con dificultad. La relajación que se obtiene a través de la pintura ayuda a conseguir una armonía entre el corazón y la mente.

-- Estimula ambos hemisferios cerebrales. Mediante dibujo y la pintura se estimulan ambos hemisferios cerebrales, tanto el izquierdo como el derecho. El izquierdo implica el lado lógico y racional, mientras que el derecho se relaciona con nuestra creatividad y nuestras emociones. Se trata de dar alas a nuestra imaginación y de dejarla volar para que nuestros pensamientos más profundos también puedan aflorar y plasmarse.

-- Se divierten. Pueden crear mundos nuevos, descubrir cómo se forman los colores, se puede desarrollar un espacio donde todo es posible.




-- Concentración. La pintura requiere concentración y atención. Pintar es un trabajo minucioso que les va a permitir olvidarse del entorno y que fluyan, haciendo que el tiempo pase sin que se den cuenta.

Este estado de concentración más profundo se llama Alpha y ha sido objeto de numerosos estudios. Se trata de un estado durante el cual una parte del cerebro está consciente y la otra permite surgir al inconsciente. Este mismo estado se consigue con otras actividades agradables como al realizar algún deporte, con la meditación o la música.

-- Expresan de forma saludable sus emociones. Las emociones son una parte muy importante de la creatividad de tus hijos/as. Con la pintura dejan fluir sus emociones y experimentan felicidad, amor, empatía y paz

-- Fomenta una personalidad creativa e inventiva. La pintura les hace niños más despiertos y creativos

-- Desarrolla habilidades para resolución de problemas. Pintar estimula el crecimiento de las conexiones cerebrales, lo que hará que sean más rápidos a la hora de pensar en posibles alternativas como soluciones. Genera un  pensamiento más flexible

-- Organiza sus ideas. Fomenta un pensamiento más activo y estructurado que les ayudará a ser niños más organizados. 


Beneficios en niños con TDA y TDAH

Además de los significativos beneficios que tiene la pintura para cualquier niño, para los niños diagnosticados con TDA (Trastorno de déficit de atención) o TDAH (Trastorno de déficit de atención con hiperactividad) es imprescindible

El TDA y el TDAH presentan algunos de estos síntomas: dificultad para mantener la concentración, fácil pérdida de la atención, incapacidad para estar sentados y tranquilos, dificultad para seguir durante un rato la misma tarea y la falta de control sobre los impulsos, junto a una necesidad de estar en movimiento y atendiendo diferentes estímulos de manera constante.

Pintar en estos casos, nos permite mejorar el estado psicológico y emocional de estos niños, de una manera respetuosa y no-invasiva

Con la pintura focalizan en un estímulo, fomentando la atención y concentración, trabajando también como técnica de relajación. Es por esto que se recomienda su uso para personas con TDAH y TDA




Son muchos los beneficios que vamos a conseguir en estos niños:

1.- Entrenar su atención y concentración
2.- Relajar cuerpo y mente 
3.-  Fomentar el control de sus impulsos
4.- Canalizar sus emociones negativas
5.- Aprender a expresarse de forma gráfica, superando las barreras comunicativas
6.- Mejorar su autoestima
7.- Ser conscientes de su propia evolución y mejoría

Taller EmocionARTE

Cómo ves, los beneficios para estos niños son similares a los que tiene para niños que no presentan ningún trastorno pero sea como sea hoy hemos descubierto que la pintura es un gran medio de expresión para ellos y que hay que empezar a potenciarla en nuestros hijos/as lo antes posible. 

Si piensas que la pintura puede ayudar a tus hijos/as y vives en Valencia, estás de suerte, ya que para el próximo mes de Febrero lanzamos nuevo taller, con el título EmocionARTE.

Mercedes Alfonso, profesora de la enseñanza y desarrollo de las habilidades artísticas desde hace más de 10 años y yo, hemos decidido trabajar la inteligencia emocional de tus hijos y la pintura para crear un taller de pintura creativa en el que una vez a la semana tus hijos crearan una pequeña obra de arte trabajando algún área de la Inteligencia emocional como la autoestima, la resolución de problemas, la expresión de emociones, la comunicación, etc. 

Si quieres recibir más información puedes mandar un correo a acalandin@tupsicologovalencia.com o mandando un whatsapp al 645962654.

Hasta la próxima semana!!

lunes, 23 de enero de 2017

Aprende a ser más seguro

Tomar decisiones, en ocasiones, para todos es difícil, pero es imprescindible, porque la dualidad siempre existe y la realidad siempre te da la posibilidad de que seas libre para hacer elecciones y dirijas tu vida.

Las personas indecisas creen que no eligen pero también está eligiendo, eligen no elegir y esto, les genera un conflicto como resultado de esta falta de decisión interna y esto se mantiene latente, en ocasiones toda la vida, por no poder enfrentarse y decidirse.

Tomar una decisión nos libera y nos conduce a seguir creciendo, porque el conflicto nos genera estancamiento.

Para algunas personas es muy fácil tomar decisiones sin pensarlo mucho, mientras que para otras, tener que tomar una decisión puede significar largas horas de ponderar pros y contras, consultar a otros, investigar, y aún después de haber elegido una opción quedarse con la duda.




La incapacidad para tomar decisiones puede acarrear importantes interferencias nuestra vida social y laboral. Por lo que, tenemos que dejar de ser inseguros, para descubrir cómo coger el toro por los cuernos y aprender a tomar nuestras propias decisiones.


¿Qué repercusiones puede tener tu indecisión?

En ocasiones, puedes tener suerte y que las cosas se “encarrilen o solucionen solas”, pero, por desgracia, el tiempo no siempre te lleva a la solución acertada sin valorarla. Muy a menudo, o tomamos nosotros la decisión o permanecemos en la incertidumbre por mucho tiempo. No tomar decisiones a largo plazo puede tener repercusiones importantes como:

-- Baja autoestima
-- Aislamiento social
-- Baja tolerancia a la frustración
-- Sensación de falta de control vital
-- Interferencias sociales y laborales
-- Problemas mayores por no resolver el problema


¿Quieres saber tu grado de indecisión?

Si quieres saber de forma inmediata tu grado de inseguridad puedes hacerlo con este test interactivo que te da una respuesta. Entra en el test pinchando AQUI o en la imagen




¿Qué causa la indecisión?

Lo que es fundamental que localicemos ahora qué es lo que está causando nuestra indecisión: ¿Es el miedo a perder algo o a alguien?, ¿Es el miedo a no ganarlo u obtenerlo todo? ¿Es el miedo al fracaso?...

Si tienes miedo, y ese miedo nos trata de forzar a no tomar una de las decisiones, esa debería ser una buena indicación de que las cosas no van como deberían y que tenemos que hacer algo para cambiarlo

Debes pensar y recordar que nosotros tenemos el control de nuestra vida, y lo que vivamos dentro de 20 años, será el resultado de las decisiones que hayamos tomado desde el momento presente, unido con todas aquellas decisiones que ya hemos tomado en algún momento de nuestra vida.


¿Qué puedes hacer para ser más seguro?

1.- No inviertas tu energía en decisiones sencillas. Tomar decisiones es agotador y nuestra reserva de energía no es infinita. Cuanto más la usemos, menos tendremos. Cuando tengamos que tomar una gran decisión en nuestra vida, tenemos que llevar el resto de actividades y situaciones que nos rodean, de manera más simple para no perder el tiempo en cosas no importantes.

Barack Obama lo comentó muy bien en una entrevista para Vanity Fair en la que decía: “Ustedes me verán usar sólo trajes grises o azules”; “Estoy tratando de disminuir el número de decisiones. No quiero tener que decidir sobre lo que voy a comer o vestir. Porque tengo demasiadas decisiones más importantes que tomar”.

Es imprescindible "ahorrar" nuestra habilidad de tomar decisiones, para cuando realmente la necesitemos. Cuando algo grande o difícil ocupe nuestro pensamiento, no tenemos que desperdiciar horas pensando en que camisa ponerme hoy si azul o amarilla. Eliminemos esas pequeñas decisiones y establezcamos una rutina (trajes azules toda la semana) o limita a 5 minutos el tiempo para tomar estas decisiones. Haz tu vida más simple en este aspecto.




2.- Piensa en lo que realmente quieres TU. Que conozcamos lo que queremos es el principal factor que nos ayudará a ser más seguros. Cuando tenemos varias decisiones que tomar en un proyecto, lo mejor es revisar nuestros objetivos para tomar el camino más adecuado para lograr el fin que deseamos.

3.- Detectemos cuál es nuestro miedo. En muchas ocasiones, la indecisión aparece porque tememos los resultados posibles negativos que puedan obtenerse tras tomar la decisión. Algunos de estos miedos son irracionales, otros pueden ser justificados, pero el hecho es que si se ignoran no llegaremos a ningún sitio. Tenemos que aprender a manejar el miedo para que no nos paralice. Tenemos que a nuestros miedos, analizar si son justificados y entonces establecer un plan para tomarlos en cuenta en nuestra decisión.

4.- Hagamos caso a nuestros instintos. Cuando se trata de que tengamos que tomar decisiones personales complicadas, es posible, que nuestro subconsciente tenga la mejor respuesta. No se trata de simplificarlo al extremo de "sigue lo que diga tu corazón o tus instintos", sino de prestarles algo de atención. Para tener en cuenta lo que nos dicen nuestras "corazonadas", no hay nada como hacer caso a las señales de nuestro cuerpo, donde se manifiestan, más de lo que se creemos, ya que, nuestro subconsciente nos ayuda en la toma de decisiones. Cuando pensemos en los diferentes caminos que podemos tomar, escuchemos lo que nuestro cuerpo nos dice y tengamoslo en cuenta.

5.- Definamos nuestras metas. Si nuestras metas son imprecisas, será menos probable que hagamos las cosas. Sin embargo, si somos más específicos al elegir algo que sea medible, es más probable que podamos comprometernos. El método SMART que vimos hace unas semanas, es útil aquí, ya que, representa las cualidades que deben tener tus metas: específicas, medibles, alcanzables, centradas en los resultados y de tiempo limitado. Puedes leer el artículo pinchando AQUÍ

6.- Refuerzate cuando consigas algo. Si hemos conseguido algo, felicitémonos por ello. Es bueno decirnos a nosotros mismos que hemos hecho un buen trabajo, incluso si solo hemos logrado parte de nuestra meta.

7.- Investiga. Si no somos capaces de tomar ninguna decisión respecto a cómo queremos avanzar, es posible que necesitemos salir y probar cosas nuevas. Acudir a una clase, leer algunos libros, probar algunos hobbies nuevos, en definitiva, salir de tu zona de confort y probar cosas nuevas puede ayudarte a arrancar tu vida.

8.- No procrastines. Si siempre dices que eres un procrastinador, entonces serás uno. En otras palabras, si siempre te identificas de esa manera, te acondicionas a actuar así. Mejor di cosas como: “Me gusta terminar mi trabajo a tiempo sin aplazarlo”.

¿Qué te parecen estos consejos para conseguir ser más seguro? ¿Cuáles crees que te van a ser más útiles?

Hasta el próximo día!!

lunes, 16 de enero de 2017

Educar sin gritar

¿Te habías prometido que no ibas a gritar a tus hijos/as pero luego en la práctica te resulta muy difícil?, en la realidad... ¿Quién no ha gritado alguna vez a sus hijos/as? Lo quieras reconocer o no, sabes que alguna vez, o muchas, has gritado tus hijos. Es cierto que la vorágine del día a día, las prisas, los atascos, el estrés de la casa, el trabajo, de llegar a fin de mes..., fomenta que podamos perder los papeles y lo manifestemos con una palabra más alta que la otra cuando tu hijo no te hace caso cuando le llamas o le pides algo. Otras veces, tu estrés como padre/madre lo pagan tus hijos.

Está claro, que quieres educar a tus hijos de lo mejor posible, la pena es que no siempre acabamos educando como nos gustaría. A veces el motivo es el cansancio, otras la falta de tiempo, otras veces las situaciones en las que nos encontramos o incluso, el propio carácter de tu hijo. Pero lo que tenemos que tener bien claro es que gritar no es un buen recurso educativo, ni para el pequeño ni para ti como padre/madre.




Educar con gritos, al final, no es más que un sistema fácil y cómodo al que recurres como padre/madre aunque en muchas ocasiones no te sea útil. En ocasiones, como no tienes otras herramientas, decides hacer uso de aquello que has conocido cuando eras pequeño, aunque no te sientas bien cuando lo llevas a cabo. 


¿Por qué gritamos?

De manera natural, "levantar la voz" parece, en ocasiones, un recurso para educar a tus hijos. Incluso, si te consideras una persona paciente y tranquila, en alguna ocasión, has podido perder en algún momento los nervios y te has descubierto gritando a tus niños. De hecho un estudio de la universidad de Pittsburgh y Michigan afirma que el 45% de las madres y el 42% de los padres admitieron haber gritado y en algún caso insultado a sus hijos. 

Recurrimos a los gritos porque encontramos estas posibles ventajas:

-- Es fácil de utilizar.

-- Es rápido.

-- Poco desgaste cognitivo para su uso.

-- Consigues tu objetivo a corto plazo, que es conseguir la atención de tu hijo.

--Otorga un carácter de autoridad al que lo emplea.

-- Le das más importancia a la situación que ha causado el grito.

La cuestión es que cuando gritas, tienes en cuenta las ventajas a corto plazo que puede ocasionar pero no tienes en cuenta los inconvenientes que son muchos más. 


¿Es posible educar sin gritar?

Por supuesto que SÍ. De hecho debería ser tu elección. Donde hay que empezar a estableces consecuencias es al principio, de alguna manera, tus hijos pueden haber aprendido a no obedecer hasta que te ven realmente enfadado/a y este es el mal hábito que han adquirido y tienes que modificar. Por lo tanto, es un hábito que tienes que hacer desaparecer y generar uno más saludable

Gritar entrena a tus pequeños a no escuchar hasta que se les levanta la voz. Cuanto más lo usamos, más los entrenas y más te costará que obedezcan sin necesidad de emplear los gritos.


¿Qué consecuencias tiene?


Estas son las 5 razones que te convencerán para dejar de gritar a tus hijos:

Gritar hace a los niños más sordosCualquier explicación o aprendizaje que quieras transmitirles con el grito será inútil, porque los oídos de tus hijos se cierran automáticamente tras oírlo. Tras una interacción negativa nadie está dispuesto a escuchar con atención y con ganas de aprender y mejorar, eso solo se consigue mediante interacciones positivas. Si quieres hacer mejores a tus hijos, no lo conseguiras a gritos.

No ayuda a gestionar sus emociones. Eres un ejemplo de conducta para tus hijos. Cuando pierdes el control y gritas, lo que les enseñas es a gestionar el enfado y la rabia de forma agresiva. Conseguirás unos adolescentes llenos de rabia que gritan y pierden el control ante esa explosión de emociones que se tiene en esa etapa evolutiva. Si les ayudas a gestionarlo de otra forma, con autocontrol, calma, hablando abiertamente de las emociones en casa, ellos aprenderán a dar respuestas más saludables a la ira y a la rabia. Si oyes gritos aprendes a gritar.

Gritar asusta a tus hijosEllos sienten miedo al principio y después rabia e impotencia. ¿Es miedo lo que quieres que sientan tus hijos? Probablemente no, tu intención cuando gritas es que obedezcan, que aprendan, que hagan lo correcto, que te respeten… pero no quieres generarles miedo. Por lo tanto, con tu actitud no consigues el efecto que quieres: el respeto se gana respetando, la obediencia se gana con paciencia, los aprendizajes requieren un tiempo y un esfuerzo y que hagan lo correcto dependerá en gran medida de tu propio comportamiento.



Gritar los alejaCada vez que les gritas, pones una piedra en un muro que os separa. Pierdes autoridad positiva, respeto, comunicación y ganas distancia, frialdad en la relación, más gritos y malestar emocionalA más gritos, menos autoestima

Educar a gritos tiene un efecto horrible sobre la autoestima de tus pequeños. Lejos de sentir que estas orgulloso de sus logros y sus esfuerzos, lo que sienten es que nunca están a la altura, hagan lo que hagan, siempre aparecen los gritos y borran cualquier sentimiento de haber hecho algo bien.


¿Qué puedo hacer para dejar de gritar?

Aquí te muestro algunos consejos para dejar de gritar:

-- Mantén la calma cuando das una orden, pues tu hijo/a escucha bien, por eso no debes alzar la voz ni mucho menos gritar. Habla tranquilamente con él/ella.

-- Fomenta el respeto. Es probable que el niño obedezca cuando le levantas la voz o gritas. Sin embargo, esto desparece cuando llega la adolescencia porque desaparece el miedo y, entonces, se pierde el respeto. Por ello, es necesario que tu pequeño sepa que eres una autoridad y debe obedecer cuando le ordenes algo tranquilamente.

-- Habla de forma positiva. Cambia el contexto con tus palabras, en vez de decirle: "no hagas esto", debes hablar en positivo: "cuando hagas esto la mamá va a estar muy feliz".

-- Da una explicación óptima. No cometas el error de decirle a tus hijos: aquí mando yo. Esto no es un argumento adecuado, por lo cual es importante dar una buena razón clara y precisa para que tu hijo comprenda y repare lo que está haciendo. Ponte en el lugar de tu hijo. 




-- Observa desde sus ojos. En ocasiones, se te olvida que los niños son niños, no adultos en construcción. Es decir, los niños no ven la vida como tu la ves ni razonan de la misma manera. No tienen maldad, no van más allá, por tanto, no consideres que hay tanta maldad en ellos, esto te tranquilizará.

-- Pide perdón. Como padre/madre te ofusques en que tus hijos pidan perdón a sus hermanos, a sus amigos, a ti mismo… e, incluso, les obligas a hacerlo cuando consideran que han hecho algo mal. Una vez más, te olvidas de que lo mejor que les puedes ofrecer es tu ejemplo.

Y tu...¿Gritas a tus hijos/as o intentas fomentar una educación más positiva? ¿Cómo lo haces tu en tu casa?

Hasta la próxima semana!!

lunes, 9 de enero de 2017

Dieta mediterránea y salud mental

Ya han acabado las navidades, en las que probablemente hayas cometido excesos con la comida, ahora toca volver a comer bien y por ello te muestro la importancia de llevar una alimentación saludable para tu salud mental y emocional. 

Como ya debes saber, la dieta juega un papel muy importante en la salud de tu cerebro, tanto que ayuda a que mantengas un rendimiento intelectual adecuado, contribuye a prevenir trastornos del ánimo y enfermedades mentales e, incluso, te ayuda a frenar el deterioro cognitivo y funcional.

Los beneficios en la salud de comer de manera saludable son muchos y los inconvenientes ninguno, en la alimentación más simple y natural se encuentras los mayores beneficios nutricionales. 

El problema es que estas tan ocupada/o en cosas que no son importante que olvidas lo que realmente lo es, como es comer de manera saludable que te ayuda a tener una mente más abierta y despierta.




Luego veremos más beneficios que nos aporta la alimentación saludable, pero algunos estudios muestran que las personas que aprenden a comer saludable tienen menos probabilidades de formar cálculos renales o biliares. Además una alimentación sana y equilibrada te ayuda a tener menor riesgo de sufrir osteoporosis porque consumen poca proteína animal ya que un elevado consumo de proteína animal proporciona la pérdida del calcio de los huesos. 


¿Qué alimentos fomentan una buena salud mental?

Los estudios acerca de “la relación entre la comida y el estado de ánimo” han sido numerosos y han demostrado resultados variados. Existe evidencia de que ciertos nutrientes en los alimentos pueden fomentar el bienestar emocional. Por ejemplo,  los ácidos grasos omega 3, ácido fólico, vitamina D y vitamina B-12, que se encuentran en muchos alimentos que son parte de una dieta saludable. 

La dieta mediterránea es un buen plan para comer una variedad de alimentos ricos en nutrientes, como pescado, frutas y verduras, legumbres y cereales integrales. Esta dieta también limita los alimentos altos en calorías y bajos en nutrientes.

Algunos estudios han descubierto que las personas que no tienen una dieta saludable son más propensas a presentar síntomas de depresión. 

El agua es también fundamental para una adecuada salud mental. Una ligera deshidratación puede producir síntomas de irritabilidad, falta de concentración y un inadecuado funcionamiento mental.

Otros nutrientes como el selenio, el triptófano, los carbohidratos complejos, el cinc, las vitaminas B1 y B2 y la vitamina C ayudan también a mejorar el estado de ánimo y combatir la depresión.

Las bebidas que contienen cafeína, como el café, el chocolate, o algunos refrescos, pueden producir un aumento inicial del nivel de energía, pero cuando se consumen muy a menudo, pueden producir síntomas de ansiedad, depresión, aumento de la presión sanguínea y trastornos de sueño.

El alcohol tiene también un efecto depresor sobre sistema nervioso y puede hacer empeorar tu estado de ánimo aunque al principio te anime.

Dieta sana contra el envejecimiento del cerebro

Un reciente estudio realizado en EE.UU. indica que seguir una dieta sana, por ejemplo la mediterránea, podría reducir el riesgo de presentar problemas con ciertas funciones cerebrales conforme se envejece. Según los autores, las personas mayores que comen de forma más saludable disminuyen en un 35% las posibilidades de padecer deterioro de la memoria, el razonamiento, la realización simultánea de múltiples tareas o la resolución de problemas, es decir, de la función ejecutiva. 




De hecho, una dieta sana y equilibrada es un factor protector frente al exceso de peso, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, entre otras, todas ellas, factores de riesgo para el deterioro cognitivo y la demencia. Y, por el contrario, el consumo de azúcares y de carne roja se relacionó con un deterioro más rápido de la memoria.


Beneficios que se tienen cuando decides comer saludable

Estos son algunos de los beneficios en tu salud mental que encontrarás al alimentarte de manera saludable:

1. Por ejemplo, la dieta mediterránea, es una alimentación completa, pues en ella abundan las albúminas, los hidratos de carbono, las sales minerales, las vitaminas y el agua.

2. No produce putrefacciones en el intestino si combinas adecuadamente los alimentos, con lo que evita ese significativo precursor de infecciones y toxinas. Es una alimentación de fuerza y resistencia, por su abundancia en hidratos de carbono (o sea, combustible muscular).

3. Permite descansar a tus vísceras, puesto que no las somete al exagerado trabajo de neutralización tóxica.

4. Comer saludable es la base física del pensamiento puro y de la agilidad mental. 

Y tu... ¿Cómo crees que te alimentas? ¿Vas a modificar alguna pauta de tu alimentación?

Hasta la próxima semana!!

lunes, 2 de enero de 2017

Consigue tus metas

¿Cada final de año o principios del siguiente, te planteas unas metas y no las cumples? ¿Sientes que no avanzas y no cumples tus objetivos vitales? Si la respuesta ha estas preguntas es , no consigues lo que te propones por falta de concentración y enfoque en lo que quieres, y también porque no defines con detalle tus objetivos ni has diseñado cuidadosamente el plan de acción que  tienes que llevar a cabo.

¿Quieres saber cómo lograr tus metas? Lo primero que tendrás que hacer es establecer tus metas de la forma correcta. Con las siguientes propuestas que vamos a ver, voy a ayudarte a establecer unas metas alcanzables y reales para este 2017 que estamos a punto de estrenar.





¿Qué necesitas?

Para lograr tus metas necesitas algunos valores clave:

Auto-motivaciónEs esa energía que surge de tu interior y que te moviliza que se alimenta de tus deseos y valores más importantes. 

CompromisoEs estar predispuesto a pagar el precio que tenga alcanzar tus metasSe manifiesta en tu conducta de entrega, sacrificio y en el trabajo que les dedicas hasta su consecución.

Flexibilidad y capacidad de adaptaciónEl mundo se encuentra en constante cambio y, aunque a veces lo pretendes, no tienes control sobre el ni sobre la conducta ni los sentimientos de la gente que te rodea. Por lo tanto, cuando surgen cambios súbitos o imprevistos o las cosas no ocurren como pensabas, es imprescindible que tengas entrenada tu capacidad de realizar los cambios que se requieran para no derrumbarte ni perder tus objetivos.

Auto - control emocionalLas emociones son imprescindibles y forman parte de ti. Pero es preciso que aprendas cuando van a hacerte perder el control y que las manejes de manera adecuada para permanecer en el equilibrio para así, actuar de acuerdo a tu raciocinio. 

Organización y ordenNo puedes hacer muchas cosas al mismo tiempo, ni tienes un tiempo ilimitado. Por lo tanto, es imprescindible, que lleves un orden en tus planes y en tu conducta y, así, conseguir priorizar para poder ir consiguiendo tus objetivos de manera satisfactoria. 


¿Cómo tienes que definir una META?

El método SMART es un método comprobado científicamente, que te aporta las características que tiene que tener una META bien definida y que aumenta tus probabilidades de lograrlas. SMART es un acrónimo formado por las primeras letras de cada característica en Inglés:

S – Específica. Los objetivos deben ser lo más específicos y detallados que puedas.
M – Medible. Todo objetivo debe de ser perfectamente medible.
A – Alcanzable. Antes de acometer el objetivo deberás buscar evidencias que te hagan pensar que es totalmente alcanzable.
R – Realista. Es importante que midas tus fuerzas, que seas consciente de los recursos de los que dispones y los recursos que necesitarás para la consecución de tus objetivos.
T – Tiempo límite. El objetivo debe de estar puesto en el tiempo, todo aquello que no se agenda, jamás se hace ¿Lo sabes verdad?. Por tanto, marca qué día vas a conseguir lo que te propones.

Tus metas son sólo ideas o sueños sin valor alguno hasta que las escribes en un papel, las describes de forma concreta y les das una fecha de límite de cumplimiento.



¿Cómo establecer tus metas de la mejor manera posible?

Hay 5 pasos imprescindibles que tienes que tienes que seguir para conseguir tus objetivos o metas:

PASO 1. Proponte metas importantes para ti. Dedica un momento del día a establecer tus metas y piensa en todo lo que te gustaría conseguir en distintas áreas de tu vida

PASO 2. Escribe un listado de metasHaz una lista de al menos 50 metas que quieras conseguir. 

PASO 3. Elige con prioridad. Divide cada actividad según su orden de prioridad. Puedes clasificarlas de la siguiente manera:

1.- Importantes y urgentes.
2.- Importantes pero no urgentes. 
3. Urgentes pero no importantes. 
4.- Ni urgentes ni importantes. 


PASO 4. Ponles una fecha límite. Marca en cuanto tiempo vas a conseguirlas o marca una fecha en tu calendario. 




PASO 5. Prepara tu agenda de registro. Compráte una agenda o planificador para anotar por meses, semanas y/o días qué pasos vas a ir realizando hasta conseguir tus objetivos

Antes de fijar tus metas futuras, tómate un día o una tarde, en un espacio tranquilo y confortable para, así, evaluar lo que lograste el año pasado y definir cuáles son tus prioridades en este nuevo año que empieza.

Proponte metas grandes. Intenta explotar tu potencial al máximo y no tengas miedo a no conseguir todas. Imagínate a un atleta olímpico en salto con pértiga. Si siempre pone la barra a la misma altura nunca va a superarse. Solamente cuando sube la barra tendrá el reto de llegar más alto, y es obvio que algunas veces no lo logrará, pero lo importante es que sea perseverante y  siga intentándolo.

Del mismo modo, si al final de año cumples todas tus metas, debido a qué eran demasiado sencillas, tal vez te sientas un poco decepcionado porque te habrás dado cuenta de que no fueron lo suficientemente grandes.

¿Te atreves a crear tu planning de METAS? ¿Te unes al reto de conseguir este año tus objetivos?

Espero tus comentarios sobre cómo vas a hacerlo...

Hasta la próxima semana!!