lunes, 21 de agosto de 2017

Apoyo psicológico tras un atentado

En la actualidad, la sociedad se encuentra muy afectada por el impacto de los últimos atentados. La seguridad de los países más desarrollados se ha visto reiteradamente cuestionada por trágicos acontecimientos, especialmente por la violencia terrorista. Acontecimientos tales como el atentado del 11 de septiembre del año 2001 sobre las Torres Gemelas de Nueva York, del 11 de marzo de 2004 en Madrid o del 7 de Julio de 2005 en Londres conmocionaron a todo el mundo. En estos últimos meses hemos vivido una serie de atentados en toda Europa, Niza, Londres, Estocolmo y ahora Barcelona y Cambrils. Además de estas catástrofes, cabe también mencionar otro tipo de desastres, los accidentes aéreos del YAK-42 en mayo de 2003, en el que murieron 62 militares y el accidente de helicóptero de las Fuerzas Armadas en agosto de 2005 con 17 militares fallecidos.

Ante este tipo de situaciones, el dolor que un familiar siente es tan grande que es difícil de poder eliminarlo, pero podemos estar junto a la persona e intentar ayudarla a atravesar esos momentos tan difícles, podemos hacerle comprender lo que le está ocurriendo y, sobre todo, escucharla. Las escenas de dolor son inevitables, al igual que la rabia o la indignación que se manifiestan pero podemos ayudar a canalizarlas y amortiguarlas. El objetivo de este artículo es informar sobre las actividades de intervención psicológica en situaciones de catástrofe.





Niveles de gravedad

  • Nivel de Emergencia. Este nivel sería la situación que se resuelve con los recursos médicos y asistenciales locales. Entre los ejemplos de emergencias más comunes nos encontramos con las continuas intervenciones de los servicios sanitarios que cubren accidentes de tráfico.

  • Nivel de desastre (sin entrar en los tipos que existen). Serían aquellas situaciones en las que se necesitan una mayor infraestructura y en el que se dan un mayor número de heridos, damnificados y que conlleva un mayor coste económico, suponiendo una alarma para la población.

  • Nivel de catástrofe. Nos referimos cuando se produce un desastre masivo, con consecuencias destructivas que abarca una mayor extensión. Esto supone un gran esfuerzo humano, material y de coordinación. Las catástrofes, con sus secuelas de horror y sufrimiento, provocan alarma social y provocan la necesidad de una intervención para remediar, en la medida de lo posible, los daños producidos. En estas situaciones, la intervención requiere un minucioso proceso de preparación. Se requieren una serie de equipos de carácter multidisciplinar, convenientemente formados y entrenados para intervenir en cualquier situación.

¿Ayuda una intervención rápida psicológica?


En situaciones como las que he mencionado anteriormente, los psicólogos expertos en emergencias tienen el objetivo principal de auxliar a la persona que ha sufrido el accidente y a reconducirlo hacia el enfrentamiento con la crisis, lo que supone el control de los sentimientos y de las emociones negativas de la situación.

Este objetivo gira sobre tres puntos clave: 

.- Ayudar a restablecer la sensación de control de la víctima. 

.- Ayudar a reducir su aislamiento, mediante una conducta acogedora, que disminuya el ambiente hostil y doloroso en el que se encuentra. 

.- Procurar disminuir los sentimientos de desesperanza e indefensión de las víctimas ayudándoles a afrontar el presente y el futuro.


¿Qué resultados obtendremos?


Con el apoyo psicológico en plena emergencia podemos recuperar antes el equilibro emocional que se ha roto en la situación ocurrida.





Además, ayuda a que las lesiones psíquicas no sean estables y se evite que sufran secuelas psicológicas permanentes. 

En primer lugar hay que evitar que se sienta solo, hay que acompañarle, pasar tiempo con él, prestarle atención. Hay que escucharle y tranquilizarle sobre sus miedos irracionales, asegurándole que se encuentra a salvo y sobre todo permitirle el desahogo emocional, como la liberación del llanto o de la rabia contenidos. Es necesario también facilitarle el descanso, ayudándole en las tareas y responsabilidades diarias. Por último hemos de respetar su silencio e intimidad. Cada persona tiende a elaborar las situaciones según su personal forma de ser y puede necesitar intimidad y silencio. Estas actitudes deben ser comprendidas y aceptadas por el entorno.


Fases de una catástrofe 




Como hemos visto, nuestro trabajo como psicólogos ante estas situaciones va dirigido fundamentalmente hacia aspectos emocionales, relacionales y de manejo de problemas, labor que puede tener un papel clave en los períodos inmediato y posterior a la catástrofe. Aunque la labor del psicólogo frecuentemente va más allá, colaborando en diferentes aspectos prácticos que pueda requerir la situación.

¿Te parece importante el apoyo psicológico tras un atentado o cualquier otra catástrofe? 

¿Has vivido alguna situación de este tipo y recibirlo o no te ha afectado significativamente en tu vida? Nos encantaría saber tu testimonio. 



Hasta el próximo día!

lunes, 14 de agosto de 2017

¿El estrés afecta a la fertilidad?

Uno de los problemas que tiene consecuencias emocionales en una pareja es la infertilidad. El hecho de no poder tener hijos puede afectar de una forma directa a todas las esferas de la vida de los pacientes.

Hasta ahora se ha sabido que el consumo de alcohol y tabaco e incluso la edad podían afectar en las posibilidades para conseguir el embarazo pero el estrés que puede experimentar la madre también puede ser un obstáculo para conseguirlo. La ansiedad no se ha tenido en cuenta por ser un factor difícil de analizar pero en muchas situaciones de nuestra vida siempre juega en contra de nuestros intereses y, en este caso, también lo hace.





¿El estrés afecta a la fertilidad?

Según un estudio que publica la revista “Fertility and Sterility”, el estrés, uno de los problemas cada vez más presentes en la vida de las parejas, es un obstáculo para aquellos que estan buscando quedarse embarazados.

Otro estudio publicado en 'Human Reproduction' revela que la ansiedad antes de la concepción podría desempeñar un papel en la infertilidad.

Para comprobar cómo influye el estrés para conseguir quedarte embarazada, investigadores de la Universidad de Ohio, en Estados Unidos, hicieron un seguimiento a 501 mujeres de entre 18 y 40 años sin problemas de fertilidad conocidos que querían quedar embarazadas.

Se les midió dos indicadores biológicos de estrés presentes en la saliva: alfa-amilasa y cortisol, y encontraron que las mujeres con altos niveles de estos, eran un 29% menos propensas a quedarse embarazadas cada mes.

Además, al compararlas con las mujeres que presentaban niveles bajo de esta enzima, hallaron que tenían más del doble de probabilidades de no quedar embarazadas tras 12 meses de mantener relaciones sexuales regulares sin protección. Recordemos que se considera que puede haber infertilidad cuando la pareja ha intentando concebir durante un año sin éxito.


¿Qué puedo hacer para relajarme?

-- Haz ejercicio físico moderado. La práctica de actividad física es uno de los beneficios psicológicos para reducir el estrés. Además, el ejercicio también incrementa la producción de norepirefrina (noradrenalina), un químico que puede moderar la respuesta del cerebro al estrés. El ejercicio mejorala habilidad de nuestro cuerpo a la hora de tratar con la tensión que el estrés tras tantas preocupaciones del día a día.

--Cambia de rutina. Realiza pequeños cambios de sitio, horarios, incorpora actividades nuevas, etc, que hagan que cambies tu foco de atención y añadas un poco de variedad. 

-- Haz un viaje. Esto te ayudará a desconectar de todo lo que te rodea. El cambio, del tipo que sea, siempre es beneficioso. Por ello, cuando estés alejada, aprovecha para depurar tu mente y expulsar esos pensamientos negativos y encontrarte contigo misma. De esta forma, volverás a vida diaria con las pilas cargadas.




-- Práctica métodos de relajación. La relajación provoca una disminución de tu frecuencia cardíaca, lo que se traduce en menos estrés y trabajo para tu corazón. Contribuye a generar pensamientos positivos y creencias positivas, lo que incrementa la sensación de seguridad y autoconfianza (al contrario, la ansiedad intensa hace que exageremos el riesgo de un posible accidente). 

-- Haz yoga. La práctica diaria de unos pocos minutos de yoga es un método natural para deshacerse de la tensión acumulada a diario (tanto en el cuerpo físico como mental). En efecto, las posturas, los pranayamas y la meditación son técnicas eficaces para liberarnos del estrés acumulado a lo largo de nuestra vida. 

-- Practica meditación. Con la meditación aprendes a mantenerte estable frente a los problemas y obstáculos cotidianos, aumenta la autoestima y se logra una visión de la vida más optimista y centrada.

Veréis que alejar el estrés os ayudará y en cuanto dejéis de obsesionaros con la búsqueda, si no hay un problema de fertilidad real, conseguiréis el deseado embarazo.

Y tú...¿Qué vas a hacer para rebajar tu estrés? ¿Tienes algún testimonio en el que veamos que disminuir tu estrés ha mejorado tu fertilidad?

lunes, 7 de agosto de 2017

La Teoría de las ventanas rotas

¿Has oído hablar alguna vez de la teoría de las ventanas rotas? Es una teoría que se origina a partir de un experimento que llevó a cabo el psicólogo Phillip Zimbardo en dos barrios de Estados Unidos. El objetivo del experimento era observar qué ocurría al abandonar un vehículo destrozado en dos barrios totalmente diferentes.


El experimento

El experimento consistió en abandonar un vehículo algo deteriorado en el barrio del Bronx (barrio pobre, peligroso, conflictivo y lleno de delincuencia). Zimbardo dejó el vehículo con sus placas arrancadas y con las puertas abiertas y, al cabo de unos diez minutos, observó que el coche empezaba a ser desvalijado. En tres días, en el vehículo ya no quedaba nada de valor y, a partir de ese momento, el coche fue destrozado.




Pero aquí no acababa el experimento, había una segunda parte. Zimbardo abandonó un segundo coche en condiciones similares al anterior pero esta vez en el barrio de Palo Alto en California (barrio rico y de clase alta). En esta ocasión no pasó nada, el coche permaneció intacto. Entonces, Zimbardo decidió ir más allá y con un martillo destrozó algunas partes del vehículo. Debió ser la señal que estaban esperando los ciudadanos de Palo Alto ya que al cabo de unas horas el coche estaba tan destrozado como el del Bronx. Por tanto, todo esto confirmaba la hipótesis de Zimbardo.


Conclusiones

Tras el experimento, Zimbardo confirmó las hipótesis que tenía en mente. Una vez que se empiezan a desobedecer las normas que mantienen el orden en una comunidad, tanto el orden como la comunidad empiezan a deteriorarse y, a menudo, a una velocidad sorprendente. Las conductas inmorales e incivilizadas de los ciudadanos se contagian.




La lectura que nos da esta teoría es extrapolable a múltiples ámbitos de la vida cotidiana. Si en un edificio aparece una ventana rota y ésta no se arregla pronto, es probable que en poco tiempo el resto de ventanas acaben siendo destrozadas por los vándalos. ¿A qué se debe? El mensaje que se transmite es que si aquí nadie cuida esto, esto está abandonado.

Ahora bien, pongamos otro ejemplo. Imagina que vas por la calle comiendo naranjas. Cuando terminas de comértelas te encuentras con un montón de mondas en las manos que debes tirar. Te das cuenta de que la papelera está lejos y lo siguiente que haces es mirar el suelo. Si ves que en el suelo hay más basura, la probabilidad de que las tires al suelo será muy alta, pero si ves que en el suelo no hay ningún resto de basura, posiblemente te lo pienses antes de tirarlas al suelo. 

Y, para terminar, otro ejemplo que suele ser también bastante habitual. Si alguien pinta un graffiti en la pared de tu casa y dejas pasar mucho tiempo antes de repintar la pared, posiblemente se convertirá en un muro lleno de pintadas en pocos días. Esto lo explica la teoría de las ventanas rotas.


¿Qué te parece este experimento? ¿Has vivido alguna situación en la que se haya generado el fenómeno de las ventanas rotas?

martes, 1 de agosto de 2017

Psicópatas emocionales

Es más que probable que conozcas a algún persona aparentemente normal, que nunca había levantado sospechas y que tenía una buena reputación y, de repente, te cuentan como ha tratado a alguna pareja, amigos o familia de forma desconsiderada e incluso cruel. 

Estas personas no pueden empatizar ni sentir remordimientos, por eso interactúan con las demás personas como si fuesen cualquier otro objeto, las usan para conseguir sus objetivos y satisfacer sus propios intereses. Son personas que actúan por egoismo, que pueden hacer algo por alguien o alguna causa pero para su único y exclusivo beneficio.


Por eso cuando nos hablan de un psicópata, a nuestra mente vienen imágenes como Hannibal Lecter o los personajes de la serie Mentes Criminales. Sin embargo, en nuestra vida nos encontramos con muchos psicópatas (pueden serlo en distinto grado) y es bueno identificarlos y saber cómo funcionan. Son psicópatas que no han delinquido, son personas integradas, pero que pueden afectar de forma muy negativa a nuestra vida. Según el Dr. Piñuel podemos llegar a toparnos con 60 psicópatas a lo largo de nuestra vida. Son muy negativos en el ámbito laboral o escolar y pueden ser muy destructivos cuando son nuestra pareja.





Características de un psicópata


1- Emotivos: El área emocional/interpersonal, es sin lugar a dudas la que más diferencia al psicópata de la persona normal. Se podría decir que sienten las emociones de diferente manera que el resto de las personas. Se muestran como locuaces, se expresan con encanto, tienen respuestas vivaces y presentan historias muy improbables, pero convincentes, que les deja a ellos en buen lugar. 

2- Superficiales: Se observa mucha superficialidad, habla de cosas atractivas para las que no tiene preparación, como poesía, literatura, sociología o filosofía. Y no le suele importar mucho si se evidencia que sus historias son falsas, o lo ponen en evidencia. 

3- Narcisistas: El psicópata tiene además, una autoestima muy elevada, un gran narcisismo, un egocentrismo descomunal y una sensación omnipresente de que todo le es permitido. Se siente el centro del universo

4- Fríos: No experimentan ninguna preocupación por los efectos de sus actos en los demás y, en ocasiones, lo manifiestan claramente. Esta falta de remordimientos y sentimientos de culpa lo lleva a tener una conducta "fría" y distanciada emocionalmente

5- Mitómanas: Además, tienen mucha dificultad en ponerse en el lugar de los demás (empatía), y suelen mentir, engañar y manipular con el objetivo de salirse con la suya. 

6- Impulsivos: A nivel conductual suele ser una persona impulsiva, que no valora los pros y los contras de sus actos. Esta misma impulsividad lo lleva a un deficiente control conductual, es extraordinariamente reactivo a lo que él considera que son las provocaciones o insultos, que no se consideran como tal por otras personas, actuando con violencia física y verbal, normalmente desproporcionada a la "ofensa" sufrida. No posee la capacidad de inhibir su respuesta que generalmente suele ser muy agresiva, tanto física como verbalmente. 

7- Adictos a la adrenalina: Siente una necesidad de excitación continuada, lo que le lleva a realizar todos los deportes de riesgo posible, y a consumir distintas drogas por sus efectos eufóricos, sin valorar en ningún momento las posibles consecuencias negativas. 

8- Irresponsables: Encontramos también una falta de responsabilidad, tanto individual, como cuando varias personas dependen de él, por ejemplo, empleados o familiares, estos últimos se presentan, en ocasiones, como obstáculos para poder realizar sus deseos, lo que lo lleva a conductas agresivas. La vuelta al hogar se siente como un descanso para reponer fuerzas, más que como una forma de convivir con la familia.


¿Cómo se comportaran con su víctima?


La víctima de un psicópata se convierte, casi sin darse cuenta en un ser sumiso, dependiente, que ha perdido toda su luz, “ya no es lo que era”. Se ha vaciado. Uno de los grandes riesgos de la relación de pareja con una persona psicópata es que la víctima puede acariciar la idea del suicidio porque su vida ha pedido el sentido.


Normalmente las víctimas propiciatorias son personas con mucha luz, bondadosas, ingenuas, confiadas… que atraen a las personas psicópatas. 

La relación con una persona psicópata pasa por dos fases: 

1) Idealización – fase de seducción: en la que la víctima se ve sometida a un bombardeo de amor, con una intensidad como no ha vivido jamás, que produce una sensación de euforia que hace creer a la víctima que ha encontrado su alma gemela; todo ello es una estrategia ideada para generar la relación de dependencia, esconde una agenda oculta, genera una adicción que hace a la víctima cada vez más vulnerable.

2) Desprecio, denostación: las personas psicópatas ya no mantienen la máscara (son personas que se aburren pronto), ahí la víctima tiene disonancia cognitiva (apariencia de relación buena vs. hechos, comportamientos que llevan a pensar que no me quiere, me manipula, me traiciona…), esto lleva a la víctima a una duda permanente y a una paralización. Esta disonancia durará hasta una vez acabada la relación, cuando se dará un cóctel de emociones (alegría, tristeza, desesperanza, rabia, impotencia, vacío…).




La triangulación es una maquinaria perversa que utilizan las personas psicópatas.  Generada la adicción en la víctima utilizan un tercero, real o supuesto, con el que van a generar celos en la víctima, celos que son inducidos. Se van a utilizar por la psicópata para propiciar mayor dependencia y culpabilizar a la víctima de ser celosa, desconfiada. Así las víctimas acaban atribuyéndose lo que pertenece a la estrategia de la manipulación. Las víctimas hacen esfuerzos desesperados por contentar al otro, que son totalmente infructuosos. De esta forma una persona normal se convierte en una persona que tiene constantemente el rádar de la desconfianza encendido.


Y tu...¿Has sido alguna vez víctima de un psicópata emocional? ¿Conoces algún psicópata emocional en tu entorno?


Si te interesa este tema, te recomiento el libro AMOR ZERO de Iñaki Piñuel, entenderás mejor como funcionan estas personas y conseguirás recuperar la autoestima que has perdido tras sus manipulaciones. 


Hasta el próximo día!