lunes, 17 de julio de 2017

Aprende a visualizar

La visualización nos ayuda a armonizar nuestro organismo y mente. Podemos llegar a dar un gran salto de calidad de nuestra vida si conseguimos lograr ese equilibrio tan deseado.


En otras palabras, la visualización consiste en una serie de imágenes mentales basadas en una fantasía o realidad. En el día a día, tendemos a utilizar la visualización cada vez que anticipamos una acción o evento. Por ejemplo, cuando tenemos que ir a comprar alimentos, inmediatamente tendemos a imaginarnos el supermercado o los alimentos que que vamos a comprar. A eso se le llama visualización.

¿Cómo se hace?

Empieza imaginando algo que te gustaría tener o vivir. Puede tratarse de una experiencia, una circunstancia que te gustaría mejorar, o un objeto que te gustaría poseer. 

Ahora colócate en una posición cómoda, que te permita relajar tu cuerpo completamente. Comienza a relajar cada parte de tu cuerpo, desde los dedos de los pies hasta la coronilla, y deja que toda la tensión salga de ti. Respira lenta y profundamente, y empieza a contar despacio hacia atrás, de 10 a 1. Siente como cada segundo tu cuerpo está más y más relajado.




Una vez estés completamente relajado, visualiza en tu mente esa imagen de aquello que te gustaría. Si es un objeto, imagínalo, visualízate utilizándolo, y sintiéndote feliz por ello. Si es una situación o una experiencia, imagina que está ocurriendo exactamente como a ti te gustaría. Puedes visualizar lo que la gente diría, o pensar en detalles que hagan la imagen más real.

El siguiente paso es retener esa imagen en tu mente y realizar afirmaciones positivas de esa visualización. Estas afirmaciones son parte muy importante de la visualización. Para terminar el ejercicio has de autoafirmarte con la siguiente frase: “Esto, o algo mejor, llega a mí de la forma más pacífica y armoniosa”.

Realiza este ejercicio tanto rato como quieras, y si lo disfrutas, repítelo tan a menudo como puedas. Después de un tiempo, descubrirás que entre otros beneficios, la visualización ayuda a adoptar una actitud positiva ante la vida, promueve el perdón, relaja el cuerpo e incluso fortalece las defensas. No pierdes nada por intentarlo.




Ejemplos de personas que utilizan la visualización

En el mundo del deporte podemos encontrar numerosos ejemplos. Tanto futbolistas, tenistas o atletas se encuentran, en muchas ocasiones, en situaciones de gran presión en que deben de dar su máximo rendimiento.






Entre las herramientas de la psicología del deporte que se pueden usar en el día a día por cualquier persona destaca la visualización.

Otro de los ejemplos que podemos encontrarnos son los cirujanos. Muchos de ellos, la noche de antes de una operación, repasan la operación visualmente en la almohada y, al contrario que los deportistas, que sólo visualizan haciendo las cosas de forma correcta el gesto competitivo, ellos tienen en cuenta las posibles complicaciones que pueden surgir en la operación.

¿Qué piensas sobre la visualización? ¿Estás preparado para ponerlo en marcha?

Cuéntanos tu experiencia si ya has realizado este ejercicio, puede ayudar a muchas personas.

Hasta el próximo día!

lunes, 10 de julio de 2017

Beneficios de las vacaciones

Ya está aquí el buen tiempo y es momento de disfrutar de uno de los mejores momentos: las vacaciones. ¿ya tienes planeados tus días lejos del trabajo? Según algunas encuestas, parece que el 36% de los trabajadores no planean usar sus días de vacaciones y el 37% no coge más de una semana al año. Sin embargo, las vacaciones aportan grandes beneficios, por ello, vamos a enumerarlos en este artículo. 

Si te gusta irte de vacaciones tanto como a mi y abandonar por unos días la rutina y “desconectar” de todo y de todos, dedicando unos días, solo y exclusivamente, al disfrute y relajación este post te interesa, ya que, vas a ver que las vacaciones son imprescindibles para tu salud mental

La realidad es que las vacaciones son más que necesarias, ya que nos ayudan a poder cambiar el chip y gracias a las agradables características de los meses de verano, nos permiten disfrutar y cargar las pilas para afrontar el frío y duro invierno que nos esperará.




¿Qué beneficios fisiológicos tiene?

El periodo de vacaciones tiene una serie de beneficios a nivel fisiológico como son: 

-- Descenso de la presión arterial. Un estudio estadounidense destacó que las personas que no disfrutan de vacaciones tienen un 30% más de probabilidades de padecer una enfermedad cardíaca que aquellos que si que disfrutan de ellas. Por lo que las vacaciones, ayuda a prevenir enfermedades cardíacas como hipertensión.

-- Disminuyen el estrés. Los días de descanso se genera una desconexión de la presión laboral y de las tareas, las responsabilidades se reducen y el cuerpo y mente de los trabajadores puede recomponer el estado de salud al estar alejados de las principales fuentes de estrés.

-- Mejora el estado anímico. Uno de los más significativos beneficios de las vacaciones es la mejora del estado emocional de las personas. En vacaciones puedes retomar tus relaciones sociales con amigos y familiares, también suponen una oportunidad para generar nuevas relaciones y vivir nuevas experiencias.

-- Potenciar la calidad del sueño. Estas dos últimas características mencionadas contribuyen a este factor de favorecer la mejora del sueño. Los españoles dormimos una media de poco más de siete horas al día y los expertos recomiendan un mínimo de ocho. La reducción de estrés y el aumento del bienestar, entre otros factores, ayuda a la conciliación de un sueño de mejor calidad.


Otros beneficios

Además de los beneficios comentados anteriormente, las vacaciones nos proporcionan más ventajas

-- Vivir más tiempo. Tener como mínimo unas vacaciones al año, aumenta en un 20% la calidad de vida y, como hemos dicho disminuye el riesgo de enfermedad coronaria.

-- Mejora la salud mental. Quienes se toman días libres frecuentemente son menos propensos a la depresión, la tensión y el cansancio.

-- Potenciar las relaciones. Las vacaciones ayudan a revitalizar relaciones personales, de pareja, de familia, incluso, las relaciones laborales, al distanciarse de vez en cuando del contacto diario con los compañeros.

-- Potenciar la creatividad y la inspiración. Al permanecer en un ambiente diferente, e incluso, en algunas ocasiones nuevo, el cerebro piensa diferente, de forma que se encuentran nuevas fuentes de inspiración y creatividad, generando nuevos aprendizajes.

-- Ser más productivo. Los días de descanso puede generar a las personas que los disfrutan la posibilidad de ser más efectivas durante las vacaciones para que los días sean provechosos. Además, al regresar descansados al trabajo, se mejora la productividad.

-- Disfrutar de la familia. Las vacaciones pueden son propicias para planificar actividades junto a la familia, donde se crean espacios para escucharlos y retomar los sueños en conjunto.





¿Cuanto tiempo duran esos beneficios?

Todo lo enumerado anteriormente es fantástico pero... ¿hasta qué punto siguen permaneciendo los beneficios de las vacaciones? No existe unanimidad respecto a este tema, pero los estudios parecen afirmar que no más de medio mes.

Estas son las conclusiones que saca Jessica de Bloom, profesora de la Universidad de Radboud (Países Bajos), en su estudio. Esta investigadora de psicología hizo un seguimiento a 96 trabajadores holandeses y atendió a cinco variables: estado de salud, de ánimo, tensión, energía y satisfacción.

En esta investigación, los trabajadores observados volvieron en mejor estado del que se fueron, se prolongó el seguimiento durante más tiempo y se observó que los niveles empezaron a disminuir a partir de la primera semana, hasta desaparecer por completo los efectos positivos en solo dos.

Sea como sea...¿Qué tienes pensado estas vacaciones?¿Notas estos beneficios en ti mismo?

Hasta el próximo día!

lunes, 3 de julio de 2017

Importancia de la alianza terapeutica

Que la terapia psicológica es útil en la inmensa mayoría de casos, nadie o casi nadie lo duda. Pero que en algunos casos el tratamiento falla, es una realidad a la que los psicólogos no podemos dar la espalda.



Se han dedicado muchos esfuerzos para investigar por qué en algunas ocasiones la terapia psicológica funciona y en otras no, y una de las líneas de investigación que más resultados ha obtenido es la alianza terapéutica, que no es más que el feeling entre el psicólogo y el paciente, las sensaciones que unen su interacción en la consulta.



La alianza terapéutica es el punto de encuentro entre el paciente y el terapeuta. Es un vínculo único que se establece en la terapia y sobre el que se basa la confianza y el entendimiento necesarios para abordar el proceso de cambio en el que el paciente se halla inmerso.





¿Por qué es tan importante la alianza terapéutica?

La alianza terapéutica es tan importante que predice el éxito de la terapia y explica su fracaso. Esto es así porque esta relación terapéutica es la que integra las necesidades, miedos y la vida del paciente, junto con los conocimientos, las técnicas y la empatía del propio psicólogo.

El primer contacto con el paciente es uno de los momentos de mayor importancia para el tratamiento. En esta fase, el objetivo principal no es otro que el de crear una relación personal que se caracterice por la cercanía y la confianza que permita llevar a cabo tanto el diagnóstico, como los primeros pasos del tratamiento.



¿Qué características tiene que tener una buena alianza terapéutica?

Para que la alianza terapéutica se produzca hay una serie de características que el propio psicólogo debe cumplir: 

-- Escucha activa. Uno de los grandes papeles de los psicólogos es escuchar al paciente sin juzgarlo, puesto que para que se abra completamente a nosotros y confíe, necesita saber que pase lo que pase le vamos a escuchar sin ninguna otra intención que ayudarle y enseñarle las técnicas y herramientas necesarias para calmar su malestar y mejorar.  

-- Empatía. Ponernos en su piel y entender lo que siente la persona que viene a buscar ayuda es fundamental y, no solo eso, sino también hacérselo ver. Expresarle, en alguna ocasión cómo te sentirías tú en su situación pero no lo que harías suele ayudar porque se trabaja a través de la comprensión y se genera confianza

-- Aceptación incondicional. En el momento en el que el paciente entra por la puerta el terapeuta debe dejar de lado todos sus prejuicios e ideas preconcebidas. El paciente es una persona desconocida que, como todos los seres humanos, cuenta con sus virtudes y con sus defectos.




-- Capacidad de adaptación. Cada caso es único, diferente, aunque profesionalmente tengamos a dos pacientes con la misma patología, eso no significa que lo que le funciona a uno deba funcionar necesariamente en el otro. Hay que realizar intervenciones individualizadas

Cómo psicólogos debemos ser dinámicos e ir adaptando nuestro discurso, nuestras estrategias de abordaje de los problemas y situaciones, a cada uno de los casos que tenemos delante.

-- Sinceridad y honestidad. Es imprescindible ser sincero y no transmitir falsas esperanzas. También como psicólogos debemos ser lo suficientemente sinceros con nosotros y con el paciente para aceptar que hay cosas que no sabemos, y ofrecernos si es necesario a buscar la información o derivar el caso si supera sus conocimientos.Tener cuidado con este punto y si sospecháis que la persona que os atiende no tiene los conocimientos o la formación necesaria o no veis resultados en un mes, os recomiendo que cambiéis de profesional hay mucho insconsciente trabajando.

¿Has ido alguna vez al psicólogo? ¿Te has sentido así con él/ella? ¿Para ti, qué características crees que tiene que tener un psicólogo?

Hasta el próximo día!