lunes, 15 de mayo de 2017

¿Sufres chantaje emocional?

El chantaje emocional es una poderosa herramienta de manipulación con la cual alguna/as persona cercana a nosotros nos amenaza, directa o indirectamente, para castigarnos si no consigue lo que quiere.

Es un arma habitual en las relaciones de pareja, pero también entre amigos y familiares. El chantajista emocional se comporta de acuerdo con sus intereses, e intenta culpabilizar, incomodar y provocar miedo a la víctima del chantaje.





¿Por qué las personas utilizan el chantaje emocional?

Diversas razones pueden llevar a una persona a chantajear emocionalmente a otra, pero, una muy habitual es la baja autoestima, que puede generar que una persona se encuentre constantemente buscando la confirmación del amor de su pareja y provocando demostraciones de que la otra persona no le dejará ni abandonará.

Las personas con rasgos de personalidad narcisistas y con Trastorno Límite de la personalidad suelen emplear el chantaje emocional constantemente con sus familiares, amigos y pareja. Esta es una manera de reafirmar y consolidar su personalidad.

Los chantajistas emocionales en el uso que hacen o intentan hacer de los demás el miedo suele adquirir un papel protagonista: pueden tener miedo a perder al otro hasta ser rechazado, dejar de tener poder o de cambiar. 


Tipos de chantaje emocional 

Entre los distintos tipos de chantaje emocional más comunes se encuentran los siguientes:

-- Autocastigo: el chantajista emocional amenaza con hacerse daño a sí mismo si no consigue lo que busca.

-- Silencio: es una forma habitual de mostrar su enfado. Si tú, como persona manipulada, eres débil y vulnerable te arrastrarás.

-- Culpa: esta estrategia consiste en hacer sentir culpable a la otra persona para conseguir que cambie de actitud o de comportamiento.

-- Promesas: ofrecen promesas para conseguir un objetivo que casi nunca se cumple.

-- Dar y recibir: suelen ofrecer algo a cambio para poder mantener atada a la otra persona.


¿Estas sufriendo chantaje emocional?

Si empiezas a dudar de tu capacidad de mantener tus propias decisiones, si estas perdiendo la confianza en ti mismo, tus niveles de autoestima van decreciendo y lo peor de todo, te dejas convencer con sus tácticas y acabas perdiendo tu integridad, independencia, sueños y deseos, es posible que estés bajo la influencia de un chantajista emocional

Un exceso de empatía por esa persona o tus propios miedos que tanto condicionan nuestras vidas puede que sean lo que hace que no pongas tus propios límites y poco a poco este mermando tu bienestar.  

En otras ocasiones, la falta de carácter o de seguridad en ti mismo/a te impiden ser conscientes de la manipulación que hay de fondo y ponerle límites.




¿Cómo puedes evitarlo?


Antes de entrar en materia en el tema de aprender a manejar el chantaje emocional debes recordar qué es un tipo de manipulación que encubre la necesidad de sentirse amado, por parte del chantajista. Esta inseguridad en si mismo provoca que constantemente necesite salirse con la suya y hacer ver que sus opiniones son importantes y valoradas por los demás.

El chantajista emocional consigue manipular a la otra persona para que aparezcan remordimientos por sus comportamientos o actitudes y aumentar así su sentimiento de culpabilidad. En definitiva, el chantaje emocional consiste en obligar a querer, sentir, hacer o decir a la otra persona aquello que uno quiere.

Estas son algunas claves que te ayudarán a no caer en el chantaje emocional:

No cedasEl chantaje emocional, como hemos comentado, se emplea como un arma de control y poder sobre la otra persona. Lo principal para evitarlo es no ceder nunca a dicho chantaje, ya que, si no, te acabarás convirtiendo en un esclavo del manipulador.

No le permitas casi nada. Ten bien claro que el chantaje emocional forma parte de una relación tóxica, por lo que no tiene muy buen pronóstico. Este tipo de relaciones desgastan y "chupan" la energía. No permitas que un reproche puntual, una promesa incumplida o un enfado "tonto" se convierta en una costumbre, una tónica en tu relación, ya que, se acabará anteponiendo a cualquier otra conducta. Recuerda siempre que la manipulación no es amor.

Déjate de victimismosEvitar el chantaje emocional es sencillo si te rodeas de personas positivas que te tratan como te mereces, que confían en ti y que te apoyan. Debes abandonar ser una víctima para convertirte en aquella persona que quieres ser, sin que nadie se pueda interponer en tu camino. Tú vida es solo tuya, que nadie te la cambie. 

Consigue romper este circulo vicioso y tóxico en el que te has metido. Es imprescindible abrir los ojos o dejar que te los abran aquellos que te quieren. A menudo, no queremos escuchar aquello que no nos gusta, pero si quieres romper la conducta de manipulación del chantajista emocional, principalmente debes ser consciente de que se está produciendo. Háblalo con esa persona, utiliza la comunicación asertiva para que él también pueda salir de este tipo de conducta.

¿Te sientes chantajeado emocionalmente? ¿Conoces algún chantajista emocional? Cuéntanos tu experiencia, seguro que tu testimonio puede ayudar a otras personas.

Hasta el próximo día!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario