lunes, 20 de marzo de 2017

Miedo en el embarazo

El embarazo es una etapa natural pero que, en la mayoría de las ocasiones, suscita ciertos miedos en las mujeres, por lo extraordinario que es y por la importancia que tienen que llegue a buen término, para que el bebé nazca sano. 

Aunque el embarazo sea muy deseado y transcurra con normalidad, es inevitable temer que algo no vaya bien. Lo más frecuente es sentir miedo por todas las cosas que en el embarazo no se pueden controlar, que son muchas. 

¿Cómo puedes afrontar estos miedos? La mayoría de ellos, con una buena información y llevando hábitos de vida saludables serán controlados. Aunque algunos de nuestros temores pudieran hacerse realidad, ya que no tenemos el control absoluto sobre este proceso, afortunadamente la mayoría de embarazos transcurre con normalidad y termina de manera feliz.




Posibles miedos qué pueden aparecer

Los miedos que pueden aparecer durante el embarazo, siendo conscientes de ellos, la futura mamá va a poder conseguir racionalizarlos y exponerlos en las visitas de control que se vayan desarrollando durante el embarazo, para que así, el profesional que la atienda pueda ayudarla a afrontarlos y a eliminarlos.

Estos son algunos de los miedos más frecuentes que pueden aparecer:

-- Miedo a lo desconocido: es una emoción típica del ser humano, que no está presente en los niños. La única forma de disminuirlo es a través del la información que puedas recopilar de lo que es el embarazo y el parto y aceptando que hay cosas que están fuera de tu control y hasta que no vivas la experiencia no podrás saber. 

-- Miedo a no saber comportarte.  La futura mamá tiene miedo de que un comportamiento inapropiado durante el parto pueda hacer que este se alargue y que aumenten los riesgos para ella y para su bebé. Los cursos de preparación al parto y las visitas con la matrona, pueden ser de gran ayuda para mitigar este temor.

-- Miedo al dolor. Se trata de un temor cada vez más histórico, puesto que conocemos diversas técnicas que se pueden aplicar para aliviar e, incluso, eliminar, el dolor físico que conlleva el proceso del parto.

-- Miedo creado por el contexto. Se basa y se condiciona debido a las experiencias negativas de partos complicados que las mujeres de la familia o las amigas más cercanas han podido tener, y que hacen que la futura mamá anticipe que puede pasar por la misma situación.

A no ser una buena madre. Esto también es debido al miedo a lo desconocido. Habrás visto a otras madres de tu entorno, a tu propia madre, y te puedes hacer una idea de que madre quieres ser…pues olvídate, esto se desarrollará con tu propia experiencia. Cada día aprenderás, te amoldarás, conocerás a tu bebé, y serás la madre perfecta para él


¿Cuando necesitas ayuda?

Es posible que estos miedos sean muy significativos y no puedas abordarlos sola, si cumples alguno de estos criterios es el momento de buscar ayuda psicológica: 

• Si no duermes por evitar las pesadillas.
• Si no sales a la calle por evitar riesgos.
• Si aumentan los síntomas físicos del embarazo sin explicación médica.
• Si se observas conductas como ingesta de alcohol para evadir los temores.
• Si evitas asistir a los controles médicos por temor a la información que allí puedes recibir.
• Si tus pensamientos o ideas te perturban y son muy recurrentes. 


¿Qué puedes hacer para que desaparezcan?

1. Busca opiniones de confianza y sigue las recomendaciones de tu médicoPor más que leas y te informes, solo tu médico, que es el que te está examinando y conoce tu historial del embarazo y de tus cuidados parentales, podrá orientarte sobre lo que debes hacer para proteger a tu bebé




2. No hagas caso a los rumores ni opiniones de personas desinformadasPor desgracia, hay personas que están mal informadas que difunden rumores falsos y generan pánico. En estos casos intenta evitar que te cuenten información, ya que, no está contrastada.  


3. Identifica lo que te hace sentir bien y lo que noObserva lo que te va afectando cada día. Cada persona reacciona de forma distinta a diferentes actividades o informaciones. 


4. Busca el apoyo de quien te quiereHay personas que aunque no digan nada, te llenan de paz. ¿Conoces a alguien así? Tal vez sea tu madre, tu abuela, una amiga, o quizás sea tu pareja. Rodeate de estas personas y déjate querer!

5. Busca ayuda profesional. Si ves que tu miedo no mitiga, te recomiendo que busques la ayuda en un psicólogo que te ayudará a detectar esas creencias irracionales y te hará ver tu realidad de una manera más objetiva.

¿Has sentido miedo durante tu embarazo? ¿Estas pasando por este momento complicado? Cuéntanos tu experiencia ya que puede ayudar a otras mujeres que están pasando por lo mismo!

Hasta el próximo día!

Un abrazo

No hay comentarios:

Publicar un comentario