lunes, 30 de mayo de 2016

Trastorno dismórfico corporal

El trastorno dismórfico corporal hace unos años llamado dismorfofobia, es un trastorno que pertenece, al conjunto de los trastornos somatomorfos, que consiste en una preocupación importante y fuera de lo normal por algún defecto percibido en las características físicas (imagen corporal), ya sea real o imaginado.

Alguna parte del cuerpo o el cuerpo por completo lo ven feo, deformado y grande, las personas que lo padecen no presentan una visión real de sí mismas, por lo que se provocan una obsesión que conduce a la angustia y al malestar




Esta obsesión o preocupación excesiva hacia algún aspecto de su apariencia física, los demás la perciben como normal, es decir, es una magnificación o catastrofización de esa parte del cuerpo por parte de la persona. Una “fealdad imaginada” que condiciona su vida diaria y que le genera gran ansiedad cuando se exponen ante los demás.

Diversos estudios han demostrado que en el 45 % de los casos la queja se centra en la nariz (forma o tamaño), y como hemos dicho pueden ser, imaginarias o mínimas, otras personas se ven mal otras partes de la cara (granos, boca, mandíbula...), el peso, la estatura, el trasero, la barriga, el cabello, los pechos, pies, manos, genitales, piernas, etc.

Se estima que el 1-2% de la población mundial reúnen los criterios diagnósticos propios del trastorno dismórfico corporal.

¿Qué lo causa y cuando?

Las causas que desencadenan el trastorno dismórfico corporal difieren de una persona a otra pero si que parece que se debe a causas psico-bio-sociales, es decir, interfieren factores psicológicos, biológicos y psicosociales de su pasado o presente. 

Suele debutar el trastorno dismórfico corporal en la adolescencia o al inicio dela edad adulta, donde comienzan las críticas personales, el querer gustar a los demás o otras cuestiones relacionadas con la imagen personal

El trastorno dismórfico corporal desde prácticamente el inicio comienza a generar en la persona que lo padece un deterioro significativo en la calidad de vida de la persona y suele darse comorbilidad con fobia social o trastorno depresivo mayor

Las consecuencias del trastorno dismórfico corporal son muy graves debido a que estas personas al detestar una parte de su cuerpo o el cuerpo entero, se aíslan, rechazan el contacto social y ser vistos, se convierten en personas raras y con un gran sufrimiento interno.

Síntomas

Estos son algunos de los síntomas que te ayudarán a detectar el trastorno dismórfico corporal:

  • Miedo y evitación de ambientes sociales debido a que piensan e imaginan que otros van a notar o burlarse de sus imperfecciones percibidas. 
  • Sentimiento de vergüenza
  • Sentimiento de inferioridad e inseguridad
  • Conductas de evitación: Evitar salir de casa, relacionarse, salir solo en momentos puntuales; por ejemplo, por la noche.
  • Conductas de dependencia o seguridad: dependen de la compañía de alguien, pareja, amigos o familiares. Con el objetivo de disminuir la ansiedad.
  • Absentismo laboral, baja productividad, pérdida de empleo; incapacidad para trabajar o incapacidad para centrarse en él debido a la preocupación por su apariencia.
  • Disminución del rendimiento académico (problemas para mantener las calificaciones habituales, problemas de asistencia a la universidad o escuela).
  • Problemas para iniciar, establecer y mantener relaciones significativas (tanto las relaciones íntimas como las de amistad).
  • Problemas matrimoniales o de pareja.
  • ...

Tratamiento




Los estudios han evidenciado que la terapia cognitivo-conductual es eficaz. En un estudio de 54 pacientes con trastorno dismórfico corporal que fueron asignados al azar a dos grupos, uno siguiendo el modelo de terapia cognitivo-conductual, y otro sin tratamiento, los síntomas del trastorno dismórfico corporal se redujeron significativamente en los pacientes sometidos a la terapia cognitivo conductual. El trastorno dismórfico corporal fue eliminado en el 82% de los casos después del tratamiento y en el 77% durante el seguimiento posterior. 

Si crees que presentas tu o alguien de tu entorno trastorno dismórfico corporal, no dudes en buscar ayuda, en mi centro podemos ayudarte, pregunta en psicoeducavlc@gmail.com o en el 645962654.

Deja de ser esclavo de tu cuerpo y empieza a vivir!

Hasta el próximo día!!

lunes, 23 de mayo de 2016

Decir que soy gay/lesbiana

Durante todos estos años que llevo trabajando como psicóloga clínica he tenido varias personas homosexuales y muchos de ellos han tenido un problema común, cómo decirlo a sus familias y personas allegadas y lo han pasado muy mal en los casos en los que no se han sentido apoyados y comprendidos. 






Decir que soy gay o lesbiana es uno de los momentos más difíciles en el camino hacia la libertad para las personas gays/lesbianasDecidir "salir del armario" con sus padres y allegados es complicado debido al temor al rechazo y, especialmente, por no querer hacerles daño, aunque habitualmente ya sospechan la orientación sexual de su hijo/a o se han enterado por otra vía, y no es una noticia tan repentina. 

Por estos motivos las personas gays/lesbianas suelen postergar esta decisión de transmitir la noticia. Pero es imprescindible decirlo para la buena aceptación de la situación, ya que, es imprescindible normalizarlo. Incluso si sus padres lo saben pero nunca se lo han confirmado y ellos no lo preguntan, es fundamental confirmar tu inclinación sexual, no por ellos, sino por ti mismo y tu bienestar, ya que es una afirmación de tu identidad que purifica tu alma y te hace ser tu mismo

Para llegar a "salir del armario" con los padres, familiares y amigos, debemos pasar primero por un proceso de crecimiento emocional y auto-aceptación que puede durar años y requerir ayuda profesional de un psicólogo.


¿Cómo lo digo?

Es probable que la primera reacción de tus padres/amigos sea negativa: tendrán miedo a lo desconocido. Tener paciencia y pensar que, poco a poco, sus respuestas hirientes se transformará en aceptación va a ayudarte.

Aquí tienes algunas pautas que pueden ayudarte a transmitirlo de manera más segura: 

  • Planifica bien que quieres decir. Prepara antes el contenido de la conversación y cómo vas a decir que eres gay/lesbiana. Tu conoces a tus familiares y amigos, sabes que contenido puedes transmitir ya y que tienes que esperar para darles tiempo a digerirlo
  • Busca un lugar cómodo y tranquilo. Piensa que es una noticia impactante y que conlleva cambios, busca un lugar tranquilo, en el que se sientan a gusto y puedan reaccionar libremente y hacerte las preguntas que consideren oportunas. 
  • Ten paciencia. Ya sabes que a las personas nos importa demasiado la opinión de los demás, muchos familiares y amigos al conocer la noticia pensarán en lo que va a pasar a su alrededor, ten paciencia para que vean que eso no es lo importante
  • Explícales que ser gay/lesbiana no es una elección personal. La inclinación sexual no se elige viene de forma innata en nuestro ADN y no puedes dejar de serlo


  • Háblales de cómo te sientes. Es muy importante que seas sincero y demuestra tu vulnerabilidad compartiendo el miedo y dolor que has sentido en este tiempo ante la reacción que ellos puedan tener, diles que para ti es importante. Habla en primera persona y explícales que tu meta no es hacerles daño a nadie, sino vivir feliz en armonía contigo mismo y con ellos.

¿Qué hago si no lo aceptan?

Dales tiempo. Otorgales un tiempo para procesar la noticia y para que ellos también realicen su proceso de aceptación de una forma óptima. En ocasiones, este es el factor número uno, es una noticia que modifica algunos de sus planes contigo y esto puede hacer que en un principio se cierren en banda

Piensa que eres una personal individual. Tu familia/amigos, tienen montada su propia dinámica y forma de ser. La homosexualidad forma parte de ti y tu decides la manera de decírselo cómo y cuándo quieras, al igual que ellos te han transmitido otras decisiones de sus vidas que tu puedes ver bien o mal, pero las respetas

Muéstrales que sigues siendo el mismo, pero más feliz. No digo que finjas ser más feliz. Te sentirás más feliz, ya que, cuando dejas de ocultarte con los de tu entorno te vas a sentir más libre, mucho más relajado/a y dichoso/a. Llevar una segunda vida te quita energía, seguridad en tímismo/a y esta deteriorando tus relaciones familiares y sociales.

Empieza tu proceso de duelo. Es una situación complicada y en muchos casos incomprensible, que no acepten a una persona por ser gay/lesbiana, pero hay padres y allegados que son complejos y que no son nada empáticos en esta situación, es una realidad. En estos casos tienes que ser tu mismo/a, luchar por lo que quieres y seguir tu vida, finalmente llegarás a aceptar esta situación y aprenderás a vivir con ello, en el peor de los casos. 

Y tu... ¿Ya has dado el paso? ¿Estás pensando dar el paso a tu liberación y poder ser feliz?

Me encantaría leer vuestras historias que pueden ayudar a muchas personas que se encuentran en esta situación.

Cuéntanos tu historia en los comentarios o en mi página de facebook, entra pinchando aquí o en la imagen





lunes, 16 de mayo de 2016

Autolesionarse

¿Qué es lo que puede motivar a una persona a hacerse daño a sí misma o a autolesionarse? Es difícil entender cómo una persona puede llegar a infringirse dolor de forma voluntaria, pero cuando se trata de niños y/o adolescentes el malestar es mayor y no podemos dejar de estremecernos al pensar que pueden llegar a esta situación. 

¿A QUÉ LLAMAMOS AUTOLESIÓN?

Las autolesiones son aquellas conductas que implican hacerse daño a uno mismo y cuyo objetivo no es acabar con su vida si no más bien buscar alguna sensación emocional





Esta es una de las cosas más inquietantes para los padres al enterarse que su hija/o está hiriéndose a propósito. Desafortunadamente es más común de lo que parece y afecta, especialmente a las niñas aunque esta tendencia va cambiando poco a poco. Los estudios indican que uno de cada cuatro adolescentes realiza estas conductas y suele comenzar al inicio de la pubertad

Las autolesiones pueden ser de distintos tipos, aquí encontramos los más frecuentes: cortes (85%), quemaduras (30%), golpes (32%), punciones, arañazos, pellizcos, arrancarse el pelo (7%). 

Las autolesiones las realizan con cualquier cosa que pueda sacar sangre, como cuchillas de afeitar, clips, tapas de bolígrafos, etc. Sin embargo, hay personas que también se provocan daño quemándose, tirándose de la piel o del pelo, dándose golpes, etc. 

Cuando una joven comienza con el hábito de autolesionarse en los brazos, muslos, puede parecernos un comportamiento suicida, pero en realidad no suele serlo. Las personas que se autolesionan no están intentando acabar con su vida, sino lo que pretenden es aliviar la angustia emocional que sienten y no saben canalizar de otra manera. Sin embargo, es cierto que este comportamiento indica una profundidad de dolor psíquico muy aguda que puede llevar a un intento de suicidio sino ponemos remedio lo antes posible. 

Propiamente dicho este comportamiento en sí es muy peligroso, ya que, las personas que se autolesionan pueden hacerse más daño del que pretendían, o desarrollar infecciones u otras complicaciones médicas.

CAUSAS DE LA AUTOLESIÓN

Una de las frases que más he escuchado relacionadas con la autolesión es que lo hacen para llamar la atención pero este tipo de asociación es completamente errónea, y en el caso de que así fuera...

¿No deberíamos plantearnos por qué necesita hacerse daño para llamar la atención?

Como ves, son muchas las preguntas que tenemos que plantearnos antes de juzgar a una persona que se autolesiona.

Entonces, ¿que puede desencadenar las autolesiones? 

-- Para evadir un malestar emocional: este remedio es como si te dicen que para que deje de dolerte la mano rompete una pierna (funciona como distractor). El malestar físico (dolor) tiene prioridad sobre cualquier otra sensación, detiene el pensamiento e interrumpe los sentimientos. Cuando sentimos dolor no pensamos en nada más, y esto es lo que busca alguien en estos casos para autolesionarse. Cuando hay rumiaciones fuertes, pensamientos negativos frecuentes, ansiedad, depresión, la persona puede lesionarse por el propio malestar que estos producen pero también porque la autolesión bloqueará temporalmente esos pensamientos.



Como ves, autolesionarse es una manera de controlar las emociones. Por ejemplo si alguien está muy enfadado o muy ansioso, esas emociones que empiezan a sobrepasar a la persona, hará que en pocos ensayos la persona aprenda a autolesionarse como método para frenar ese enfado o ansiedad creciente. Es como una válvula que libera esa tensión emocional.



-- Un medio para aliviar la tensión que no puede ser expresada con palabras o sacada por otro medio. Hay emociones que pueden resultar para determinadas personas intolerables por ello se recurre a las autolesiones como mecanismo de liberación y encubrir con un dolor físico.

-- Las autolesiones, pueden convertirse en una manera de sentir dolor cuando una persona no es capaz de sentir absolutamente nada más que vacío. Esta es una de las razones que le llevan a infringirse dolor porque es un medio de sentir algo y sentirse vivo.

-- Cuando hay sentimientos de culpa y de vergüenza muchas personas se autolesionan para generarse un castigo o pagar por su error o equivocación.


TRATAMIENTO

Si descubres que tu hija/o está autolesionándose, aunque diga que no lo hace habitualmente, es importante que busques ayuda. Es verdad que los jóvenes pueden experimentar con las autolesiones, especialmente si tienen amigos que lo hacen, pero no deja de ser algo muy grave y peligroso, y no conviene hacer como si no hubiera pasado, ya que, podemos estar frente a un serio problema de salud mental.

Si tú o alguien que conoces se autolesiona aquí tienes algunas estrategias que pueden servir en un momento de necesidad para evitar autolesionarte. Algunas permitirán canalizar la ira, otras sentir la sensación de una lesión sin llevarla a cabo realmente.


- Pintar con un boli rojo la piel en lugar de cortarla.
- Cubre con vendajes el lugar donde te gustaría cortarte.
- Crea una herida con maquillaje.
- Haz ejercicio físico.
- Escribir lo mal que nos sentimos y luego romper el papel o estrujarlo. 
- Escribir en un diario.
- Pintar o hacer algo artístico que represente nuestros sentimientos en ese momento.
- Coger un cubito de hielo con la mano.
- Darte una ducha de agua fría
- Utiliza página para hacer los arañazos en ella http://www.fataltotheflesh.com/

Estas son algunas técnicas que pueden ayudarte provisionalmente a controlar el impulso de hacerte daño pero no van a ser suficiente para acabar con el problema. Es imprescindible que busques ayuda profesional, yo puedo ayudarte a canalizar tus emociones de una manera más saludable y dejar de hacerte daño, no esperes más y pregunta sin compromiso en el teléfono 645962654 o en psicoeducavlc@gmail.com

Hasta la próxima semana!

lunes, 9 de mayo de 2016

Síndrome de la persona esponja

Entre un 15 y un 20% de personas presentan personalidad altamente sensible. Son personas que tienen un sistema nervioso especialmente sensible, son mucho más conscientes de todas las sutilezas del ambiente que hay a su alrededor y se sienten abrumadas con facilidad por un exceso de estimulación.

El síndrome de la persona "esponja" no es un síndrome propiamente dicho, es un estilo de personalidad que se compone de ciertos rasgos sensitivos que llevan a la persona que los padece a presentar sufrimiento ante gran cantidad de estímulos.  





Las personas altamente sensibles presentan alta capacidad para procesar todo lo perciben con sus sentidos de una forma más profunda y sutil, son más reflexivas y analíticas a lo que sucede tanto fuera como dentro de ellas. En ocasiones, esta profunda reflexión e indagación puede ser inconsciente, lo que las convierte en personas excesivamente intuitivas.

Al recopilar y procesar con más profundidad todas las sutilezas del ambiente, tienen una mayor propensión a sentirse abrumados ante situaciones sociales complejas, duras o simplemente ante las cuáles alguna persona puede recibir un castigo o dificultad, de manera que se estresan con facilidad y precisan habitualmente periodos de soledad para reponerse.

Por lo tanto, las personas esponja sienten más y con más intensidad.

¿Qué rasgos de personalidad tienen?

Las personas que presentan "Síndrome de la persona esponja" pueden presentar las siguientes características: 
  • Se sienten “bichos raros”
  • Se agobian con relativa facilidad ante gran número de situaciones.
  • Se lo toman todo de forma personal
  • Son muy reactivos emocionalmente
  • Saben apreciar el arte y la belleza
  • Son muy observadores del entorno y de ellos mismos (Autoobservadores)
  • Excesivamente responsables
  • Son personas muy reflexivas
  • Sensibles a la crítica de su entorno
  • Perfeccionistas y meticulosos
  • Con tendencia a la obsesión
  • Excesivamente emotivos
  • Muy intuitivos
  • Personas muy entregadas
  • Excesivamente empáticas

¿Qué lo desencadena?

-- La excesiva empatía. La empatía en principio es un rasgo meramente positivo y agradable que te permite ser más cercano con los demás y mejora las relaciones sociales.

Pero si no controlas esto, puedes estar demasiado vulnerable al exterior y volverte muy permeable, eso puede hacer que confíes demasiado rápido en los demás y que te entregues desde un primer momento en exceso, esto puede hacer que la "persona esponja" se encuentre inmersa en situaciones conflictivas y de excesivo malestar.

--Problemas al canalizar tus emociones. Otra dificultad que pueden presentar es al canalizar sus emociones. Son personas que tienen que aprender a reconocer cuales son sus emociones y cuales son las de los demás de forma objetiva. 



¿Qué puedo hacer?

-- Practica la compasión. La compasión es empatizar con las emociones de los demás pero sin dejarse arrastrar por ellas.

-- Cuídate a tí mismo. Si presentas el "Síndrome de la persona esponja", tienes que descansar y cuidarte más que los demás para poder regenerarte, cuidar tu alimentación, reposar, meditar o pasar tiempo en silencio. Tienes que llevar una vida lo más sana posible.

-- Pon límites a los demás y a tí mismo. Aprender a decir no, saber cuales son tus limites y marcarlos de la mejor forma posible, son medidas de seguridad estupendas y que van a permitir a los "esponja" manejarse de forma más funcional y adaptativa.

-- Expresa lo que sientes. Es importante para canalizar toda esa sensibilidad que aprendas a decir y a dar lo que quieres y lo que te hace feliz.

Si ves que a pesar de estos consejos no consigues dejar de sufrir, no lo pienses más y busca ayuda profesional, en la consulta aprenderemos técnicas cognitivas y de asertividad que te ayudarán a manejar mejor la situación en menos tiempo de lo que imaginas. 

Después de todo esto...¿Tienes el "Síndrome de la persona esponja"?

Espero vuestros comentarios!! 

lunes, 2 de mayo de 2016

Vaginismo

El pasado sábado asistí a un seminario sobre nuevos avances y tratamiento de uno de los trastornos sexuales más desconocidos:  el vaginismo

El vaginismo se produce debido a una contracción involuntaria e inconsciente de los músculos del suelo pélvico que rodean la vagina, los músculos pubococcígeos, provocando un cierre total o parcial de ésta y causando dolor muy agudo, ardor o intensa incomodidad en las relaciones sexuales, generando la imposibilidad de lograr el coito

Sin tratamiento, el problema tiende a la generalización y surge el mismo problema al intentar insertar un tampón o ante una exploración ginecológica. Se trata de una afección poco común y las mujeres que padecen vaginismo pueden gozar de una sexualidad satisfactoria empleando juegos sexuales y lograr alcanzar el orgasmo sin la penetración, ya que, esta disfunción no está relacionada con el problema.



Tipos de vaginismo

Vaginismo primario: Se produce cuando una mujer nunca ha tenido la capacidad de tener actividad sexual sin dolor debido a esta contracción muscular. Algunas mujeres con vaginismo primario no son capaces de usar tampones y/o completar revisiones ginecológicas. Muchas parejas no pueden consumar su relación debido a este trastorno. 

Vaginismo secundario: En este tipo el vaginismo aparece más tarde en la vida, incluso después de muchos años de coito placentero. Este tipo de condición, conocido como vaginismo secundario, es usualmente precipitado por un padecimiento médico, evento traumático, parto, cirugía o cambio de vida (menopausia).

¿Qué lo causa?

Podemos encontrar diversas causas precipitantes, que incluyen:

-- Un trauma o abuso sexual pasado

-- Factores psicológicos

-- Modelado paterno o del entorno

-- Una respuesta que se condiciona debido al dolor físico

-- Relaciones sexuales bruscas o desagradables




Tratamiento

El vaginismo es tratable con un índice de éxito que oscila entre el 75% y el 100% por lo que, la cura del vaginismo es el resultado normal del tratamiento.

El tratamiento exitoso del vaginismo es el cognitivo-conductual, no necesita de medicamentos, cirugía, hipnosis, ni alguna otra compleja técnica invasiva.

La búsqueda de un psicólogo especializado en estos temas, cómo es mi caso, hará que siguiendo el programa planteado, el coito será libre de dolor y placentero. Tener un sexo completo y sin dolor es alcanzable para ti como para la mayoría de las parejas.

Si necesitas más información, no dudes en contactar conmigo, puedes hacerlo mandando un correo electrónico a psicoeducavlc@gmail.com o en el teléfono 645962654.

Hasta la próxima semana!