lunes, 26 de septiembre de 2016

10 pautas para vivir con una persona con Síndrome de Asperger

Aparentemente son personas comunes, sin ningún fenotipo externo visible que les haga diferentes. Ven, escuchan, hablan...como los demás. Aunque muchas personas piensan que son maleducados, agresivos o asociales porqué no presentan las pautas sociales que consideran "normales". Pero realmente padecen Síndrome de Asperger, un trastorno crónico y severo del desarrollo que provoca una alteración en la manera de procesar la información que perciben del exterior.

El Síndrome de Asperger se encuentra enmarcado dentro de los trastornos que forman el espectro autista, aunque por su inteligencia y capacidades del habla está diferenciado del autismo clásico.




¿Por qué son unos incomprendidos?

Las personas con Síndrome de Asperger desean tener amigos, pero les resulta difícil entablar una conversación; sin embargo, son capaces de hablar durante horas de su tema favorito. Necesitan rutinas muy rígidas y se alteran cuando se cambian debido a cualquier imprevisto, debido a esto, frecuentemente, se sienten ansiosos, desilusionados y enfadados, incluso pueden llegar a deprimirse.

Casi nadie los comprende. Son etiquetados de raros, complicados e incluso maleducados. Les resulta complicado comprender y entender los pensamientos y emociones de los demás, sobre todo por su dificultad para interpretar las expresiones faciales y el lenguaje corporal. A estas situaciones que pueden resultarnos sencillas, a las personas normativas, son muy difíciles y hacen que se enfrenten constantemente las personas afectadas por el síndrome de Asperger.

Aunque su aspecto es el de una persona fenotipicamente "normal", son muy inteligentes, hay que ener en cuenta que padecen un trastorno del desarrollo de carácter neurológico que afecta a su forma de comunicarse y relacionarse con los demás. El síndrome de asperger presenta diversos síntomas y genera distintos efectos en cada paciente; pese a todo, es posible aprender a vivir con él


10 pautas para ayudarles y comprenderlos

Hoy te muestro 10 pautas que te ayudarán a entender mejor ese trastorno y te permitirán relacionarte mejor con las personas con Síndrome de Asperger y te permitirán ayudarles con sus dificultades:

1.- Deja de ver a la persona con Síndrome de Asperger como un enfermo. Intenta enfocarlo como un tipo de personalidad. Como pasa con cualquier tipo de personalidad encontramos en cada una de ellas un lado positivo y/o negativo. La gente con el síndrome de Asperger generalmente es muy inteligente, pero necesita ayuda con sus habilidades sociales

2.- Consulta a un psicólogo, neurólogo y/o psiquiatra para aprender más acerca del Síndrome de Asperger. Como terapeutas, os ayudarán a desarrollar un plan de tratamiento para ayudarlos con su vida diaria.

3.- Ayúdale a seguir el plan de tratamiento establecido y a poner en práctica las habilidades sociales planteadas.




4.- Ten paciencia. En ocasiones, muestran una conducta complicada y difícil de entender, piensa que no es voluntario, forma parte de su dificultad. Con paciencia podrás hacerles entender lo que quieres enseñarles. 

5.- Respeta los horarios. Las personas con síndrome de Asperger respetan de manera muy rígida sus horarios, tanto de comidas, actividades, como de sueño. Por tanto, intenta no interferir, modificar o complicar la posibilidad de que se lleven a cabo, ya que son personas que se irritan con este tema muy facilidad debido a su dificultad para reorganizarse. Los horarios les dan tranquilidad y estabilidad, por lo que es esencial respetarlo.

6.- No pretendas cambiarlos. Muchas personas sienten gran frustración por intentar que sean más sociables o que salgan un poco más de casa. Son felices con su soledad y su mundo interior, no precisan de los demás para tener un día lleno y satisfactorio. No necesitan tener una vida social más activa para sentirse bien. Sin embargo, ofrecerles planes es una buena estrategia. Si les propones una actividad que le interesa, será un gran compañero de conversación y te aportará datos muy curiosos. Las personas con síndrome de Asperger, generalmente, tienen una memoria prodigiosa, son capaces de aprenderse de memoria una cantidad ingente de datos de su interés, por lo que se convierten en verdaderos expertos sobre temas en concreto.

7.- Respeta su espacio. A las personas con síndrome de Asperger les irrita muchísimo que invadan su espacio. Les cuesta entender el concepto de compartir, sus cosas son suyas, no las toques ni las cambies de lugar y si vas a hacerlo, avísales con antelación. Esto también se aplica a ellos mismos, su espacio vital es básico. Aunque seas una persona espontánea y cariñosa, entiende que no les gusta el contacto físico: pregunta antes de dar un beso o un abrazo, las sorpresas no son bienvenidas.

8.- Cuidado con los sonidos fuertes. Presentan una hipersensibilidad auditiva, se acabó el poner la música a todo volumen mientras limpias la casa. Las personas con síndrome de Asperger son extremadamente sensibles a los sonidos, por lo que evita tanto poner aparatos con un volumen elevado al igual que dar gritos.

9.- Refuerza sus logros. Aunque las personas con síndrome de asperger sean menos expresivas y parezcan frías y no exterioricen ni manifiesten sus emociones de forma normal, tienen su orgullo y como a todos, les gusta que su trabajo sea reconocidos. Las manifestaciones amables hacía ellos nunca están de más, y el expresar que han realizado bien alguna actividad es de suma importancia, aunque a la hora de contestar parezcan altivos.

10.- Dales la oportunidad de conocerlos. Las personas con síndrome de asperger son personas que rápidamente son etiquetadas como "raras", dales la oportunidad de conocerlas y de que puedan tener amigos y un entorno social agradable.

Con estas 10 pautas te será más sencillo entender mejor a las personas con síndrome de asperger y podrás facilitarles la vida y su integración en la sociedad actual en la que vivimos...vas a ponerlos en práctica?

Hasta la próxima semana!

12 comentarios:

  1. Articulo muy acertado y bienvenido sobre el funcionamiento de las personas con sindrome de Asperger, pues hasta hace poco, `por desconocimiento, se les etiquetaba de "raros" y "antisociales". La realidad es muy distinta. Son personas con otra forma de ver el mundo y, normalmente, quieren relacionarse con otros aunque no saben como hacerlo, y son leales y fieles a las personas con las que mantienen algun vinculo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Estoy totalmente de acuerdo con tu comentario Yo he tenido el privilegio de trabajar con una niña con este síndrome durante un par de años y es increíble. Un abrazo

      Eliminar
  2. He leído el artículo y creo que la intención de la autora es buena pero no estoy de acuerdo con los consejos que se dan.

    Soy mamá de un niño Asperger y probablemente una Asperger sin diagnosticar. En mi casa los horarios son flexibles porqué el mundo es un lugar flexible y mi hijo se tiene que acostumbrar.

    Yo no dejo que se pase el día encerrado en su mundo con sus libros y su ordenador por más que sepa que eso lo hace feliz y lo relaja, cada día vamos al parque a socializar. Al principio no quería pero ahora el día que no vamos se disgusta.

    No dejo que mi hijo se obsesione con un tema, ya sean los dinosaurios, las estrellas o los volcanes, cada 15 días aproximadamente nos interesamos por un tema nuevo, porque no quiero que mi hijo se convierta en un pequeño sabio sobre un tema concreto con el que no se pueda hablar de nada más.

    En casa las cosas cambian de lugar y no siempre tomamos la misma ruta para ir al cole precisamente para trabajar el que sea más flexible
    .
    Actualmente mi hijo tiene muchos amigos, lo invitan a todos los cumpleaños y aunque muchas, muchas veces tenemos conflictos al socializar con sus compañeros, lo trabajamos en casa para que aprenda a empatizar y no cometa los mismos errores.

    Yo soy de la opinión de que no pueden vivir en una burbuja, hay que echarlos a los leones y estar detrás cuando necesiten ayuda.

    Quizás Sra. Caladín, haber trabajado en un caso de Asperger, no le da la experiencia necesaria para aventurarse a escribir un artículo así. Y entiendo que lo ha hecho desde el cariño y las ganas de ayudar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy extrano tu caso. Que un niño asperger acepte tan facilmente salir al parque y hasta emocionarse. Yo tengo dos años y cada vez que sale es obligado. Ya estando ahí se divierte mas vuelve a desear con locura sus vudeojuegos, sus legos y "su lugar favorito"como él le llama a su casa. Es incomodo para el socializar con otros niños y lo llevo muuuy seguido a fiestas infantiles. A mí me agradó este artículo porque veo TERRIBLE que en la escuela me presionen tanto por que tenga amigos y que la psicologa me lo trate como anormal solo porque prefiere quedarse sentadito y que me lo quieran tener en terapia todo el día. Yo opino igual que lo escrito aquí: es horribe quererlos cambiar y ni digamos imposible. Para mí que sus hijos no son asperger se los diagnosticaron mal ya que para nada es asi como usted lo cuenta de que "yo lo saco al parque y ahora tiene mil amigos y le enca ta salir" si fuera asi no hubiera asperger no existiría. Número dos tampoco es real eso de "nada de obsesionarse con un solo tema al mio le enseñé de todo" Exacto le puede hablar de mil cosas y lo recordarán gracias a su increíble memoria, pero a la hora de platicar volveran a su tema favorito. Insisto en que su hijo no es asperger, le dieron diagnostico equivocado y ahora se siente poderosa como para inclusive retar diciendo que es bien facilito cambiar su personalidad, hacerlos amigueros, sociable, amante de los exteriores, platicador de mil temas, en resumen curar el asperger con sus grandes habilidades.

      Eliminar
    2. Quién ha dicho que ha sido fácil? Conseguir llegar a dónde estamos ahora ha sido un trabajo duro, ha implicado muchos sacrificios, grupos de terapia, para él y para nosotros como padres. Hay muchos grados de asperger no todos están igual de afectados, me duele ver su amargura en la respuesta. Mi hijo no está mal diagnosticado, pero si tuvo un diagnóstico precoz y unos padres 100% implicados en ayudarle. Hasta llegar a dónde estamos ahora, hemos pasado muchas dificultades, me lo he llevado llorando y a rastras del parque muchas veces pero hoy puedo decir que hemos superado una etapa. Mi consejo es que no tire la toalla, es muy cansado estar siempre detrás pero desde mi experiencia le animo a intentarlo. Yo no digo que un niño Asperger se cure,para empezar yo no lo considero una enfermedad sino una forma de ser, pero si le aseguro que un niño Asperger puede mejorar y mucho su interacción social.

      Eliminar
    3. Muchas gracias por tu comentario y tienes toda la razón de que escribo desde el cariño pero también desde la profesionalidad como psicóloga general sanitaria y por la experiencia que me ha dado trabajar con niños con necesidades especiales durante más de 5 años. Con la niña que comentaba especialmente por qué he convivido con ella más de 2 años en su casa. Como comentas todo es matizable y un artículo hay que escribirlo de forma general, tu hablas desde tu experiencia vital y subjetiva y no significa que mis pautas valgan para todo el mundo, pero la experiencia que tu propones tampoco, ya que lo que te haya funcionado a ti no significa que a otras personas si. Mi aportación es desde el trabajo terapéutico que se hace con ellos y son unos consejos muy sencillos y generales, por supuesto que cada caso es individual y requiere pautas completamente únicas. Un saludo

      Eliminar
    4. Gracias por tu artículo Amparo. Pero coincido en que las normas han de ir mas matizadas porque hay muchos grados y formas ditintas de afectación....Estoy de acuerdo en no pretender cambiarles, como a cualquier persona pero tampoco dejarles que continúen aislados o en sus dinámicas si no les favorecen, hay que luchar y no seguirles su "juego". A mi hijo asperger le encantan los abrazos y los besos, frecuentemente los ofrece de forma espontánea a la familia y amigos y no presenta dificultades con "su espacio" ni hipersensibilidad auditiva

      Eliminar
  3. Por supuesto que se puede mejorar y hay que trabajar con ellos mucho y hay evoluciones increíbles y es totalmente factible que vivan como una persona completamente normativa. Actualmente en terapia tengo un chaval de 17 años Asperger y se relaciona muy bien con sus amigos y compañeros de clase y cada día lucha por aprender a relacionarse en esta sociedad que se supone que es la "normal". Un saludo

    ResponderEliminar
  4. No estoy de acuerdo con lo que se dice en este articulo.Soy madre de un niño Asperger .Muy bien diagnosticado por cierto.Y le encanta estar con gente , le encantan los abrazos los besos y las muestra s de cariño.El solito cambia de intereses cada cierto tiempo y eso hace dificil entretenerlo , porque si no quiere es mision imposible de jugar a algun juego.En lo unico que coincide es en la manera de relacionarse,pero va aprendiendo.Y si memoria mucha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Cada niño es un mundo y las dificultades también varían, el artículo hace un barrido general, en mi trayectoria profesional no he visto ni dos asperger iguales, ni ansiedades iguales ni depresiones iguales, etc.

      Eliminar
  5. Mi pareja tiene 43 años y es asperger. Tolera los sonidos pero si le cuesta salir de casa. Soy docente de educación especial y para mi es muy difícil ya q soy su antítesis en todo .Sin embargo creo q tengo mucho por aprender y crecer juntos. Es difícil pero no imposible

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como tu bien dices es difícil pero no imposible. Mucho ánimo Fabi. Un abrazo

      Eliminar