miércoles, 10 de diciembre de 2014

Síndrome de Otelo

La celopatía, celotípia o síndrome de Otelo es un trastorno delirante caracterizado por la preocupación excesiva e irracional de la infidelidad por parte de la pareja. su nombre proviene de la conocida obra de Shakespeare, Otelo, que mata a Desdémona poseído por unos celos exagerados y enfermizos.

En psiquiatría se reconocen diferentes patologías que tienen como síntoma estrella los celos, y el delirio celotípico  o Síndrome de Otelo es la más grave de ellas.

Este Síndrome es una patología delirante, es decir, que no se basa en la evidencia y cuyo síntoma principal es la idea irrefrenable de que la pareja es desleal. Quien lo padece encuentra indicios de infidelidad casi en cualquier cosa, incluso, en argumentos o acciones absurdas.

Aunque puede aparecer en ambos sexos, este síndrome es más frecuente en el género masculino. 

Tipos de celos

Podemos clasificar los celos como:

-- Una reacción emocional "normal": Sería una situación transitoria, que no afecta significativamente a la vida de la persona que lo padece ni a la de los demás.

-- Reacción emocional desmedida: Perjudica sobre todo a la relación de pareja. Es más habitual en las mujeres y afecta de distinta manera dependiendo el grado de dependencia emocional. Puede que hayan existido o no situaciones previas de infidelidad (personales, familiares o de amistades cercanas). Las personas que presentan este perfil son controladoras y pretenden que la pareja les aclare multitud de dudas que nunca son suficiente o sólo lo consiguen de forma momentánea. 

-- Rasgo distintivo de la personalidad: En algunos casos los celos forman parte de la propia personalidad innata de la persona. Presentan rasgos de personalidad desconfiada, suspicaz, que condicionan su propia vida y la de su entorno. Afectan a todas sus áreas: familia, pareja y trabajo, entre otras. Son personas frías, calculadoras, encuentran amenazas donde no las hay y están convencidos de que lo que piensan es una "verdad" absoluta e indiscutible. Forma parte del Trastorno Paranoide de la Personalidad.

-- Síndrome de Otelo: Trastorno delirante con ideas paranoides de celos, también denominado celotípia. Estas ideas atrapan su pensamiento y convencen a la persona de que la pareja le es infiel. El delirante celotípico construye su delirio mediante datos irracionales y pierde gran parte de su tiempo en tratar de encontrar datos para confirmar sus sospechas. 

¿Cuándo debo pedir ayuda?

Cuando se presentan celos en una pareja debido a experiencias anteriores o sin experiencias previas ni motivos aparentes, hay que evaluar el grado de influencia que esto presenta en la relación. Hay personas que se reconocen celosas pero aprenden a manejarlo, a no dejarse llevar por este sentimiento tan desagradable y, sobre todo, a que no les afecte a los demás. Otros lo padecen de manera transitoria, breve, hasta que van confiando en la pareja y esto se desvanece.

En la dimensión patológica podemos encontrar personas que sospechan de todo (pareja, amigos, compañeros de trabajo), y se muestran desconfiados, rígidos, fríos y calculadores. Esto son las personalidades paranoides de las que hablábamos anteriormente. Estos sujetos son controladores y limitan al otro miembro de la pareja hasta tal punto que le marcan “lo que puede y lo que no puede hacer”. Y como extremo más patológico existe el delirio celotípico (Síndrome de Otelo).

Pero... ¿Cuándo pedir ayuda? Cuando los celos empiezan a perjudicar en la relación amorosa y/o influyen significativamente en tu vida cotidiana y en los distntos ámbitos que la forman, cuando esto ocurre, es fundamental la consulta profesional para diferenciar la expresión transitoria de las patológicas y aprender a manejarlo.

¿Conocías el Síndrome de Otelo? ¿Conoces a alguien que lo padezca y creas que necesita ayuda?

Hasta el próximo día!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada