miércoles, 19 de noviembre de 2014

Relaciones tóxicas, ¿porqué enganchan más?

¿Por qué llegamos a engancharnos en una relación tóxica? Muchas personas llegan a encadenar una ruptura sentimental tras otra viviendo historias cargadas de dolor y sufrimiento. Son víctimas de lo que se llama relación tóxica. Vínculo emocional que no es constructivo ni gratificante desde el punto de vista sentimental y emocional. Sin embargo, cuando se está implicado en esta historia, la mayoría de ocasiones, cuesta desvincularse de este círculo vicioso.

Otra pregunta que habitualmente nos hacemos es por qué determinadas personas siempre terminan enamoradas intensamente de personas que no les hacen sentir bien, parece que tienen un imán para relaciones tóxicas. Antes de responder a esta pregunta, conviene concretar, que cuando alguien presenta muchas historias de esta tipología se debe asumir a su responsabilidad. Es decir, debe pensar sobre las causas que pueden llevarle a buscar amores de ese tipo para poder compensar, y así, cambiar y/o encontrar una historia de amor diferente en el futuro.

Por ejemplo,  en algunos casos hay hombres que buscan en su mujer a una madre, lo que hace que esta mujer si accede entra en una relación tóxica, en la cual reconoce que es un hombre inmaduro, que puede, no tener un trabajo formal, tiene que estar siempre detrás de él para que cumpla con sus obligaciones, que lo cuida, que teme que le engañe con otras mujeres, hace lo que quiere, pero luego vuelve y le pide disculpas y es así como se va creando ese círculo vicioso, donde ella siempre termina perdonándolo y él sigue haciendo lo que quiere de ella.

¿Por qué algunas personas siempre se enamoran al  de personas que no les hacen sentir bien?

Antes de responder a esta pregunta, conviene precisar, que cuando alguien ha vivido muchas historias de este tipo debe asumir su responsabilidad en primera persona. Es decir, debe meditar sobre las causas que le llevan a buscar un amor de ese tipo para poder cambiar y encontrar una historiadiferente en el futuro.

Sin duda, la tendencia a vivir una relación tóxica nace del hecho de tener una noción de la relación de pareja que no es la adecuada. El amor no es sufrimiento. Por tanto, aléjate de alguien que te hace pasarlo mal sin ningún necesidad. Acércate a personas que te ayuden a descubrir lo mejor de ti mismo. Diferentes vertientes psicológicas  ofrecen respuestas distintas  a este comportamiento. Según el conductismo enfoca que, por ejemplo, algunas personas son víctimas de relaciones tóxicas debido a que han aprendido esta forma de relacionarse y unirse con los demás. La buena noticia es que, se puede invertir el proceso, hacerse consciente de la situación, para nuevas maneras de comportarse en el amor.

¿Qué puedo hacer?

Las relaciones tóxicas pueden durar mucho tiempo, se enquistan y continúan, pero esto no significa que se estén llevando mejor o que se disfrute en la relación, simplemente se retroalimentan y se hacen co-dependientes el uno del otro debido al sufrimiento que provocan.

Si estás aquí, puede que te hayas dado cuenta de que es hora de poner límites y hacer respetar tus tiempos y tu intimidad, ya que, las relaciones tienen que enriquecernos, lo que tampoco significa que no puedan haber conflictos.

Pero si sientes que no puedes vivir sin la presencia de otra persona, ya sea, familiar, amigo, pareja, algo no está funcionando bien. Tienes que volver a tomar el control de tus emociones, pensamientos y vida. 

Las faltas de respeto, la culpa, el sarcasmo, la burla y la manipulación son altamente negativos si los estás viviendo. Es probable que necesites pedir ayuda para reafirmarte en tus propios valores y recuperar tu identidad trabajando sobre tu autoestima, estableciendo límites a tu malestar y aprendiendo a comunicarte de forma más asertiva. Una cosa está clara, el amor no es malestar, ni dependencia, ni miedo, es libertad y satisfacción, si no sentimos eso, entonces no es amor.

Con el tiempo la vida nos va enseñando que esta postura cómoda, de zona de confort, tiene un alto precio, a la larga siempre nos va a pasar factura y nos va a llevar inevitablemente hacia cumplir todos esos compromisos que hemos estado evitando, utilizando a alguien como escudo . Porque el que no hace lo que tiene que hacer en su momento lo tendrá que hacer después.

Y tu, ¿Estás inmerso en una relación tóxica? ¿Eres co-dependiente de alguien?

Hasta el próximo día!!

2 comentarios:

  1. Siempre nos brindas algún tema interesante Amparo y este es uno de ellos. ¿qué pasa cuando una persona busca una relación saludable y se tropieza con una persona que suele tener relaciones tóxicas o que de cierta manera intoxica la relación? ¿Cual es el remedio? Si es que existe. También me gustaría que hablaras de las relaciones dependientes con amigos y familiares. ¿cómo poner fin a esas malas conductas? Te dejo estas preguntas para que si puedes ahondes más en el tema o lo trates desde otro punto de vista.
    Muchas gracias por tus artículos. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. El arte de relacionarse sanamente, no es más que el rostro que expresa tu interior ante los demás. Si tu estas mal por dentro, eso reflejaras, será tu carta de presentación y de igual manera te trataran.
    Alguien que no se quiere y no se conoce se culpa por el maltrato recibido, se convierte en su peor crítico, este tipo de personas no pueden estar a solas, se escapan de sí mismos les duele reconocer y aceptar lo que no se puede cambiar, nadie quiere aceptar algo que le duele, aunque sepa que lo destruye, se encierran y reciclan su propio sufrimiento, hasta convertirlo en adicción. Trabaja en recuperar tu autoestima perdida, mientras no lo hagas y la tengas destrozada solo atraerás personas que quieran abusar de ti, esto es como un radar que te identifica como vulnerable y seguro te atacaran los lobos.

    ResponderEliminar