jueves, 2 de octubre de 2014

Deja de postergar


"Mañana lo hago" es una frase muy frecuente en personas que suelen dejar para más adelante los trabajos escolares, laborales o familiares. Posponer algo de vez en cuando no es un problema, pero tenerlo como forma habitual de funcionar delata un problema crónico que puede llevar a padecer ansiedad y depresión .

La rutina de posponer una tarea sin tener una razón valida e importante se le llama procrastinación. Consiste en evitar o postergar conscientemente lo que se vive y siente como desagradable o incómodo. Así la mayoría de nosotros se "escaquea" habitualmente de un determinado asunto porque implica una molestia. Como hemos comentado, si lo mantenemos como una estrategia habitual de nuestra forma de vivir se vuelve un comportamiento difícil de cambiar por su rigidez y se constituye en un serio trastorno psicológico, llegando a veces como un síntoma asociado a la depresión y a ciertos trastornos de ansiedad.

¿Cómo lo hacemos?

A la hora de postergar racionalizamos, esto es que elaboramos explicaciones o excusas que empleamos para ayudarnos a negar lo que estamos dejando de hacer. Las racionalizaciones nos ayudan a evitar tareas incómodas o difíciles, al esconder las verdaderas razones para posponer. Como las racionalizaciones parecen ser razonable, ayudan a librarte de la culpa.

Estas son algunas de las "excusas" más comunes:

- Lo voy a hacer mañana cuando me sienta más motivado

- Va a ser más fácil hacer las tareas cuando me encuentre presionado por el tiempo, entonces lo haré en ese momento. 

- No sé como hacerlo bien, así que no lo voy a intentar hasta que no lo sepa hacer perfectamente.

- No se va a "acabar el mundo" si no acabo este trabajo, asi que, no importa si me retraso.

- Va a ser más fácil hacerlo cuando tenga el humor para ello, esperaré ese momento para empezar.

- La vez anterior lo hice a última hora y fue bien, ¿Por qué no voy a hacer lo mismo ahora?

- Estoy cansada, voy a descansar y luego lo hago. 

- Esta tarea puede esperar a mañana, mis planes para esta noche no pueden esperar. 

- He trabajado tanto para este proyecto que ya me he desmotivado.

- Como a nadie le interesa si termino esta tarea o no, ya la haré.

- Tenía planeado hacerlo más pronto, pero como no he podido ya la haré mañana.

¿Qué puedes hacer?

Estas son algunas de las técnicas que pueden ayudarte a dejar de ponerte excusas!

-. Técnica "knock out": Cuanto más difícil es una tarea, más pronto tienes que hacerla.

-. Pequeñas paradas secuenciales: Cuando pospones una tarea, dividela en partes más pequeñas y manejables y ponte como meta cumplir con un pequeño paso, dentro de un plazo. Cuando termines con un paso, sigue con el otro.

-. Enfoque de "primero lo peor": Identifica las partes más difíciles de la tarea y hazlas primero.

-. El plan de los 5 minutos: Coge una tarea que has postergado y trabaja en ella durante 5 minutos. Cuando esos 5 minutos terminen, programate para continuar durante 5 minutos más y así sucesivamente.

-. Auto- refuérzate: Premiate con algo placentero cuando termines de realizar alguna tarea difícil.

-. Auto-castigo: Penalízate privándote a ti mismo de algo o forzándote a hacer algo que no te guste, hasta que termines la tarea. 

¿Qué os parecen estas ideas? ¿Pueden ayudaros a dejar de procrastinar?

Hasta el próximo día!! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada