martes, 20 de mayo de 2014

Adicción a las apuestas online

La adicción a las apuestas online, entraría dentro de la ludopatía que como sabemos es un trastorno en el que la persona se ve obligada, por una urgencia psicológicamente incontrolable, a jugar, de forma persistente y progresiva, afectando de forma negativa a su vida personal, familiar, laboral, etc.

El juego patológico se clasifica en el DSM-IV-R (Manual de los criterios diagnósticos) como un trastorno del control de los impulsos, que también incluyen la cleptomanía, piromanía y tricotilomanía.

La ludopatía se caracteriza fundamentalmente porque existe una dificultad para controlar los impulsos de jugar, y que en cierto sentido tiende a manifestarse en practicar, de manera compulsiva, uno o más juegos de azar. Afecta a la vida diaria de la persona que padece esta enfermedad adictiva, de tal forma que la familia, la alimentación o incluso el sexo pasa a ser algo totalmente secundario. Por todo ello, no se debe de confundir la ludopatía con un vicio, ya que en estos casos nos encontramos ante una grave enfermedad crónica, una adicción.

Apuestas online

El juego online se ha duplicado en un año y, de su mano, los casos que encontramos de dependencia. El aumento progresivo y constante de máquinas de apuestas y de juegos online se empieza a percibir de forma notable en los centros de tratamiento de adicciones. El número de personas que pide ayuda es cada vez mayor y ha crecido en los últimos meses, a la par de como han aumentado las opciones que existen de jugar tanto en los bares como por Internet desde el móvil, casa, etc.

Los últimos datos recogidos dejan ver que aunque el sector preferido sigue siendo el de las apuestas deportivas, la comodidad de acceder desde casa a los juegos de casino online como las máquinas tragaperras, el póker, la ruleta y el blackjack ha hecho que empiecen a ocupar un lugar importante entre los usuarios.

El perfil de los adictos que buscan ayuda es varon y menor de 35 años. En la mayoría de los casos cuentan con un sueldo estable, aunque se vuelven económicamente dependientes debido a las deudas que ocasionan. Casi siempre el problema lo descubren las familias porque se han gastado en diversas ocasiones todo el dinero del hogar.


Pero, al igual que no todos los que beben son alcohólicos, no todos los que juegan van a ser ludópatas. En ese sentido, la ludopatía llega cuando existe dependencia y abuso, es decir, cuándo se produce una pérdida del control de los impulsos y mientras esto no se produce, el juego puede ser adecuado.

Sube la adrenalina

En las apuestas, la ludopatía aumenta porque, el problema es doble. Por un lado, por la accesibilidad que se tiene, es muy sencillo porque en cualquier bar puedes encontrar una máquina. Por otro lado, la sociedad se ha transformado, han aparecido las nuevas tecnologías y podemos jugar en cualquier sitio y a cualquier hora.

A todo ello esto hay que añadir que cuando se ha apostado los partidos se ven con un nivel de adrenalina superior, que luego te pide el cuerpo. Además, actualmente existen muchas más combinaciones posibles a la hora de poder ganar dinero. Antes con las quinielas, ponías 1, X o 2 y esperabas. Ahora, se puede elegir quien gana, qué equipo marcará primero, quién marcará los goles o cuál será el resultado en la primera parte de un partido. Al haber más fracciones a las que apostar, la gente se pica mucho más.

¿Qué puedo hacer?

Tener a un amigo o un ser querido con un problema de adicción puede ser extremadamente difícil. Aquí tienes algunas pautas que pueden ayudarte.

-. Determina si tu amigo o ser querido tiene un problema. Hay varias señales que pueden mostrarte si alguien puede tener adicción a las apuestas. 

Responde estas preguntas: 1) ¿Alguna vez ha pasado muchos días o semanas seguidos apostando o pensando en apostar? 

2) ¿Aumenta sus apuestas o apuesta aún más para tratar de recuperar sus pérdidas? 

3) ¿Está deprimido cuando no apuesta o intenta alejarse de su hábito de apostar? 

4) ¿Apuesta como escape de su vida diaria o para estar triste, enfadado, etc? 

5) ¿Alguna vez ha mentido sobre la frecuencia de sus apuesta o cuánto ha perdido? 

6) ¿Ha vendido, empeñado o robado cosas para pagar apuestas? 

-. Lee libros e investiga en Internet sobre esta adicción. Aprende todo lo que puedas para ganar el máximo conocimiento, así podrás confrontar a la persona con su problema. Investiga psicólogos, psiquiatras y centros de tratamiento que se especialicen en la adicción a las apuestas. Obtén información sobre sus tratamientos y condiciones de acceso. Nuestro centro A2adicciones Valencia puede ayudarte. 

-. Habla con tu amigo o pariente sobre su problema. No le juzgues o confrontes. Elabora la lista de preguntas del paso 1 y escuchar sus respuestas para determinar si piensa que tiene un problema.

-. No abandones. Si tu amigo o pariente no admite que tiene un problema, no te rindas. Sigue trabajando con él para que admita su adicción.Una vez que reconozca que tiene un problema, dale los nombres de los centros y tratamientos para que puede asistir y buscar información.

¿Conoces a alguien con este problema? ¿No sabes como ayudarle?

Hasta el próximo día! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada