martes, 28 de enero de 2014

¿Es posible superar una infidelidad?

Cuando estamos enamorados tenemos tendencia a la fidelidad, deseamos ser fieles y esperamos que nuestra pareja también lo sea. La mayoría de las parejas consideran que la fidelidad es uno de los pilares fundamentales para la estabilidad de una relación. Por lo tanto, cuando descubrimos una infidelidad, nuestra relación de pareja se tambalea y los sentimientos de confianza y seguridad emocional y afectiva, dan lugar a la desconfianza, a la inseguridad y a la falta de credibilidad hacía la persona infiel, lo que hace que nos afecte tanto física como emocionalmente

Una vez descubierta la infidelidad, aunque finalmente decidamos perdonarle el hecho en sí, la desconfianza es el sentimiento que más perdura y más dificultades causa en la continuación de la relación y se crea una gran confusión porque rompe con lo cotidiano. El referente de pareja se altera, se produce una desconexión y la familiaridad de la convivencia cambia.

Una infidelidad es síntoma indiscutible de la presencia de alguna anomalía previa, consciente o inconsciente, en la relación de pareja. Constituye, por ello, un detector de problemas en la relación ocultos y una oportunidad de concienciarnos y resolverlos, es decir, un punto de partida para mejorar la relación, aunque el precio a pagar sea extremadamente doloroso para el miembro engañado. De ahí que las infidelidades sólo destruyen las malas relaciones (demasiado débiles, poco consolidadas o desgastadas), pero refuerzan los lazos basados en el amor y la madurez psicológica.

No obstante, cuando una persona es engañada por su pareja, sufre inmediatamente tres heridas: 1) dolor por el abandono (celos); 2) humillación (autoestima herida); 3) rabia (odio, rencor, deseos de venganza). La progresiva cicatrización de estas heridas exige tiempo y trabajo por ambos miembros de la pareja, en muchas ocasiones es necesaria la terapia psicológica para mitigarlos.

Diferentes reacciones

Las personas reaccionamos de muy distintas formas ante el engaño de nuestra pareja. Mientras que algunos, piensan que lo más sensato es cerrar los ojos y continuar como si no hubiera pasado; para otros el engaño se convierte en venganza y optan por devolver el daño con otra infidelidad y entrar de esta forma en una situación de deterioro personal y de parejaPara otros, la ruptura es la única opción a una relación de pareja que ya de ninguna manera ven capaces de recuperar.

Si estás dispuesto a abordar el problema de una manera madura, lo más sensato es afrontarlo abiertamente con tu pareja y con un planteamiento de solución de problemas tomar la decisión de salvar la pareja o comenzar el proceso de ruptura, esto en ocasiones es complicado de afrontar y muchas personas deciden acudir y confiar en un psicólogo para que les ayude a tomar la decisión. 

Padecer la experiencia de una infidelidad es un reto psicológico. Descubrir el engaño, manejar la ira, padecer la tristeza, admitir la traición y sobrevivir con dignidad son algunas de las tareas que debe enfrentarse la persona engañada y es un trabajo arduo y difícil.  

¿Qué debes hacer?

Para que superes este doloroso proceso y recuperes tu autoestima, te propongo algunos consejos que pueden ayudarte:

1. Piensa que el infiel es así con independencia de cómo eres tú. Sí fueras más delgada, más culta, sí te cambias el corte de pelo, sí eres más divertido, no importa. El que quiere cometer la infidelidad lo hace al margen de cómo sea su pareja.

2. No te lo tomes como algo personal. Esto es muy difícil pero es imprescindible de  entender, no te lo está haciendo a ti, se lo está haciendo a él mismo. El primer traicionado en el engaño es el que es infiel, porque se está traicionando a sí mismo.

3. No te humilles ni pierdas tu dignidad. Si decides seguir con tu pareja intenta no hablar del tema ni recordarlo constantemente, cada vez que sacas el tema a la luz te haces daño. 

4. Aprovecha la oportunidad para crecer. No te culpes, tú no eres responsable. Planteate que tienes que pensar más en ti, aprende cosas nuevas, haz ejercicio, ponte guapo/a, haz un nuevo curso, trabaja con más empeño, diviértete. Es la mejor manera de canalizar la ira.

5. La ira es fuego. El fuego puede destruir y convertir en cenizas todo lo que toca. No permitas que eso suceda, no destruyas ni al otro ni a ti. Canaliza tu ira en energía positiva para ti. Usa esa fuerza para hacer cosas por ti, haz ese curso que siempre quisiste, aprende un idioma, acaba tu carrera, corre un maratón.

6. Es un duelo con todas sus etapas. Un duelo se produce ante una pérdida de algo importante y te ha ocurrido. 

Espero que estos consejos te sirvan...mucho ánimo!

Hasta la próxima semana...

11 comentarios:

  1. Yo no podría. Puedes pegar algo que se rompió, pero estará roto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ainhoa por tu comentario. No todo el mundo ni está dispuesto ni es capaz de perdonarlo. Un abrazo y gracias por seguirme

      Eliminar
  2. Yo pienso q es muy difícil y mientra. uno trata d salvar la relación t estas dañando más x la desconfianza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido con que es complicado seguir adelante pero algunas personas si que son capaces de retomarlo, todo está en función de como lo enfoques y los valores que tengas. Un abrazo y gracias por tu comentario

      Eliminar
  3. Yo creo que cada relación es un mundo. Considero que sí se puede llegar a perdonar una infidelidad, pero no todo tipo de infidelidades. También creo que es una tarea muy complicada en la que los pilares de la relación se derrumban por completo. Estos pilares pueden ser construidos de nuevo, pero con mucho esfuerzo y con mucho tiempo, para asegurarse de que no queden grietas que puedan volver a derrumbarlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un trabajo duro reponerse de esto y recuperar la confianza en el otro, depende de muchos factores y es algo muy subjetivo. Un abrazo y gracias por tu comentario

      Eliminar
  4. Un espejo roto se puede arreglar pero siempre quedará la muesca de la reparación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Cynthia, secuelas y recuerdos probablemente siempre queden. Los actos que realizamos nunca pasan sin consecuencias. Un abrazo y gracias por comentar

      Eliminar
  5. Los descubri estábamos separados por un mensaje que le descubrí y se fue aún así seguía llamando y preguntando por mi vida, un día después de que los vi,el acudio al abogado,sé que ya no hay nada pero verlo necesario lástima mucho, será posible que le explique que me deje vivir mi duelo y luego con más calma le firmo los papeles? Tenemos un hijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario PAO, que duro tu relato y enterarte así de que tu pareja ya no estaba al 100% contigo. Ahora tienes que seguir adelante por tu hijo y cuanto antes acabes con el vínculo que os une mejor, antes empezarás tu duelo y a hacer tu vida. Un abrazo y ánimo

      Eliminar
  6. Los descubri estábamos separados por un mensaje que le descubrí y se fue aún así seguía llamando y preguntando por mi vida, un día después de que los vi,el acudio al abogado,sé que ya no hay nada pero verlo necesario lástima mucho, será posible que le explique que me deje vivir mi duelo y luego con más calma le firmo los papeles? Tenemos un hijo

    ResponderEliminar