sábado, 23 de febrero de 2013

La hipnosis clínica

Hoy vamos a tratar un tema que en muchas personas despierta curiosidad e interés, la hipnosis. La hipnosis para una gran mayoría de personas es un señor que haciéndote mirar a un péndulo te somete a su voluntad... 

Eso para nosotros, los psicólogos, es un espectáculo. La hipnosis no tiene nada que ver con lo que se ve en televisión. La hipnosis busca como nuestro pensamiento, nuestra imaginación, nuestra mente, puede ayudarnos a experimentar reacciones muy intensas y enriquecedoras que nos permite que sean más eficaces y eficientes ciertos tratamientos médicos y psicológicos.

¿Qué es la hipnosis?

La hipnosis es una técnica con la que conseguimos un estado psico-fisiológico diferente del estado de vigilia natural.


Las ondas cerebrales deben encontrarse a una velocidad de 8 Hz, ello significa que la persona tiene que estar relajada. Como explicación mencionaremos que el estado alpha o de relajación en donde la persona se encuentra relajada pero atenta se encuentra entre 8 a 12 Hz y que es cuando nos encontramos descansados, cuando nos hacen un buen masaje, estamos meditando...



El estado entre 5 a 8 Hz es el estado denominado Theta y menor a 5 Hz se denominada Deltha es donde se llega a la hipnosis.



El electro-encefalograma de una persona hipnotizada es diferente del de una persona despierta o dormida en sueño natural. Dicho estado se caracteriza por una gran sugestionabilidad, ¿qué quiere decir esto? que la persona bajo hipnosis acepta como reales las sugestiones que le sugiere el hipnotizador.


Es decir, si hipnotizamos a una persona y esta cae en un estado de hipnosis profunda, si le sugerimos  que tiene calor, empezará a sentirlo como real y a quitarse ropa de encima para aliviárselo, por ejemplo. 

Estar hipnotizado es estar plenamente consciente, escuchar lo que está ocurriendo. La persona hipnotizada sabe perfectamente quién es, dónde está y recuerda todo perfectamente. 

¿Es peligrosa la hipnosis?

La hipnosis no es peligrosa, siempre y cuando sea realizada por una persona cualificada. 

Además, nadie puede quedarse eternamente dormido, si el hipnotizador nos abandonase, pasaríamos del estado hipnótico a un sueño natural y despertaríamos normalmente. 


Así mismo, no puede inducirse la hipnosis sin la colaboración de la persona, ni tampoco una persona hará algo que no esta dispuesto a hacer.

¿Para qué es efectiva?

La hipnosis clínica ayuda a mejorar la eficacia y la eficiencia de tratamientos médicos y psicológicos.

Por ejemplo, si la usamos en la preparación al parto va ayudar a la reducción del dolor y la duración del parto.
Por otra parte,  se ha demostrado que un paciente que recibe una asistencia psicológica que incluya hipnosis va a estar menos tiempo en el hospital, va a consumir menos fármacos y recuperará antes su tono muscular. 

Es decir, en el campo de la Medicina y la Psicología de la Salud, la hipnosis se ha demostrado como una herramienta complementaria muy útil. En el ámbito de la Salud Mental, sin embargo, no hay tanta evidencia científica, pero tenemos indicios muy serios de que puede ayudar a combatir algunos trastornos de ansiedad y la depresión.

La hipnosis, en el campo de la Psicología de la Salud y la Medicina, ya tiene evidencia más que de sobra para poder determinar que ayuda a incrementar la eficacia y la eficiencia de los tratamientos psicológicos.

¿Habéis asistido a algún tratamiento con hipnosis? Me gustaría leer vuestras experiencias...

Hasta el próximo día!!!

Gracias por seguirme y por compartir mis entradas!

1 comentario:

  1. Me parece muy interesante, tu explicación. saludos. Me gustaría saber que opinas de la "AUTOHIPNOTISMO". Muchas gracias.

    ResponderEliminar