jueves, 28 de junio de 2012

ADICCIONES NO-QUIMICAS

En los últimos tiempos nos hemos encontrado con formas de adicción diferentes a las habituales y de las que carecemos de la suficiente investigación científica y bibliográfica. Estas formas de adicción son las que conocemos con el nombre de adicciones no tóxicas y que llevan consigo un importante número de adeptos en nuestra sociedad actual. 

Las adicciones psicológicas o no químicas son aquellas en las que se produce un uso inadecuado de una conducta "normal" o incluso saludable y son cada vez más frecuentes. En algunos casos funcionan como conductas sobreaprendidas que llevan a consecuencias negativas y cuya adquisición se debe a la repetición de comportamientos que en un principio suponían placer como ocurre con el juego, el sexo y las compras. En otros casos las adicciones sin drogas surgen como estrategias de afrontamiento hacia condiciones personales de malestar como por ejemplo jugar a las máquinas tragaperras con el objetivo de hacerle frente a la sensación soledad y tristeza.

En el contexto de las adicciones psicológicas se habla de tolerancia, cuando la persona necesita aumentar su conducta en intensidad y frecuencia, con el fin de conseguir el grado de excitación que alcanzaba al principio. Este es el caso del adicto a las compras, que debe comprar cada vez más productos con el fin de sentirse en un estado de equilibrio, aunque estos no se necesiten o no tengan una utilidad. En estas adicciones también pueden aparecer indicadores clínicos característicos del síndrome de abstinencia, entendidos, como un conjunto de síntomas que aparecen cuando la persona deja de realizar esa conducta.


Realmente, cualquier actividad que provoca satisfacción en nuestra vida diaria, podría convertirse en conducta adictiva, y son un reflejo de una sociedad sostenida por principios en los que el triunfo se identifica con la obtención de bienes materiales, con el tener, y no con la realización profunda de la persona.



ADICCIONES PSICOLÓGICAS 

  • Adicción a internet, móvil, videojuegos...
  • Adicción a las compras físicas u on line.
  • Adicción a la comida o a ciertos alimentos.
  • Adicción al sexo.
  • Adicción al trabajo.
  • Adicción al juego o ludopatía.
  • Adicción al deporte.
A continuación vamos a comentar más detalladamente las tres más habituales:


ADICCIÓN A LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS



Se caracterizan por el uso compulsivo y descontrolado de la tecnología, (Internet, móviles, consola...). Generan todo tipo de problemas personales, familiares, financieros, sociales y laborales.

Las consecuencias más frecuentes para las personas con este tipo de adicciones son:
  • Nerviosismo y ansiedad.
  • Aislamiento social.
  • Irritabilidad.
  • Agresividad.
  • Insomnio.
ADICCIÓN A LAS COMPRAS

La adicción a las compras sigue un claro patrón adictivo, dado que la satisfacción que produce es momentánea, generando sentimientos negativos por el dinero gastado, (culpa, vergüenza...), que desaparecen volviendo a comprar.
Los compradores compulsivos se caracterizan por:
  • Sufren impulsos incontrolables, y recurrentes, por comprar, la mayoría de las veces objetos inútiles e innecesarios.
  • Repiten la conducta de compra, sin tener en cuenta las consecuencias negativas que esta conlleva.
  • Necesidad urgente e irreprimible de comprar.
  • Fracasan en muchos intentos de controlar el gasto.
  • Graves pérdidas económicas.
  • Graves problemas familiares, sociales y laborales.

ADICCIÓN AL JUEGO


La ludopatía crea tolerancia, dependencia y, finalmente adicción, lo que provoca una alteración progresiva de la conducta que desemboca en una significativa falta de control del impulso de jugar, ignorando cualquier consecuencia negativa, obsesionándose con el juego y dandole prioridad frente a su trabajo, familia, salud, dinero... A veces, el jugador patológico se ve obligado a cometer hechos delictivos, que incluso van en contra de su naturaleza, para conseguir dinero u otros medios que le permitan mantener su conducta adictiva de juego.

Consecuencias que padecen las personas con esta adicción:

  • Sufren impulsos incontrolables.
  • Repiten la conducta de juego, sin tener en cuenta las consecuencias negativas que esta conlleva.
  • Graves pérdidas económicas.
  • Graves problemas familiares, sociales y laborales.

Feliz fin de semana!!! Hasta la próxima semana...

No hay comentarios:

Publicar un comentario