lunes, 18 de septiembre de 2017

Síndrome del miembro fantasma

El fenómeno "miembro fantasma" se experimenta en aquellas personas que presentan miembros amputados. Estas personas todavía pueden sentir la presencia de los dedos, las manos, los brazos, los pies o las piernas, e incluso sentir dolor en las zonas donde tienen las partes amputadas. Hasta hace poco, la ciencia no tenía explicación para este fenómeno.

Este fenómeno se manifiesta en el 80% de los afectados. Ellos manifiestan tener la impresión de que la extremidad amputada permanece unida al cuerpo y funcionando de forma normal, por lo que pueden percibir cualquier tipo de sensación, desde sensaciones placenteras hasta picores.




¿Por qué se produce?


Algunas personas sufren este síntoma poco tiempo después del trauma o la cirugía, en cambio, otros necesitan tratamiento y terapia. Las causas del fenómeno permanecen en discusión. Los expertos descartan un origen psicológico de la dolencia y discrepan sobre su persistencia, pero las últimas investigaciones sitúan su origen en el cerebro, donde las áreas conectadas neurológicamente a los nervios de la zona del miembro amputado generarían las sensaciones coherentes con los estímulos que ya no reciben.


En la Universidad de Oxford han logrado examinar el cerebro de personas que ha sufrido amputaciones y observar qué cambios se producen tras la pérdida de una extremidad, todo ello empleando resonancia mágnetica de ultra alta resolución. La observación del cerebro con este grado de detalle ha revelado que el cerebro de las personas amputadas conserva un mapa increíblemente detallado de la extremidad que les falta. La existencia de este mapa detallado de la extremidad amputada podría explicar en parte el fenómeno del miembro fantasma.



¿Tiene tratamiento?

Sí. Uno de los tratamientos que más se está empleando para disminuir el dolor es la "Terapia del espejo". En esta terapia, el paciente debe mover su miembro superior sano, al mismo tiempo que observa el reflejo de este movimiento en un espejo colocado en vertical en el lado del miembro afectado, quedando este último tapado, fuera de su campo visual. Al verlo en el espejo, el paciente percibe el movimiento como una acción realizada por el brazo afecto, es decir, produce una ilusión y las neuronas interpretan este movimiento como si fuera la mano paralizada.





El autor de la terapia defiende que ésta resulta ser beneficiosa en aproximadamente el 10% de los pacientes. La fundamenta en el sistema de neuronas espejo, las cuales se activan a nivel cortical al observar la ilusión de movimiento, ayudando a mantener y aumentar la representación cortical del miembro afectado.


Tratamiento cognitivo-conductual

Este tipo de tratamiento se ha mostrado eficaz en un amplio número de síndromes de dolor crónico, desde las cefaleas idiopáticas, lumbagias, dolor musculoesqueletal, dolor de miembro fantasma y otros síndromes por desaferenciación, sin dejar de lado el dolor producido por cáncer.

Estos tratamientos psicológicos deben aplicarse, preferentemente, en un contexto multidisciplinar, integrados con el tratamiento médico, generalmente anestesiológico, del síndrome. 

El tratamiento cognitivo-conductual es el procedimiento terapéutico que, a día de hoy, ha demostrado más ampliamente su eficacia en el abordaje psicológico del dolor crónico, cuyo objetivo es que el paciente afronte del modo más adecuado posible el impacto que el dolor tiene en su vida. De este modo, se consigue que el dolor produzca el mínimo posible de interferencia en ella. Esto le permitirá recuperar su vida personal, social, profesional, en la medida de lo posible según el síndrome de dolor, y, obviamente, sentirse útil y valioso, con la consiguiente mejora de su estado de ánimo. Este aumento de actividad y afrontamiento adecuado del problema facilita, como es conocido, que los sistemas naturales de modulación del dolor operen de forma más efectiva, con la posterior mejora en el dolor percibido.

¿Conoces a alguién que haya padecido este síndrome? Cuéntanos la experiencia ya que puede ayudar a otras personas a que se sientan identificadas y busquen ayuda. 

Hasta la próxima semana!

lunes, 11 de septiembre de 2017

Prosopagnosia

A la prosopagnosia se le conoce como la 'ceguera de rostros'  y es un trastorno que impide recordar las caras conocidas ya que el cerebro no es capaz de interpretar la información que recibe a través de la vista. Es un tipo de agnosia visual que consiste en la imposibilidad de reconocer los rostros de las personas conocidas, aunque se trate de familiares y amigos. La persona puede reconocer las distintas partes de la cara, pero no consigue identificar de quién se trata.

En 1947, el médico Joachim Bodamer definió la prosopagnosia como "la interrupción selectiva de la percepción de rostros, tanto del propio como del de los demás, los que pueden ser vistos pero no reconocidos como los que son propios de determinada persona.”


Este trastorno afecta a un 2% de la población, aunque puede que el número sea mayor, ya que las personas que sufren este trastorno no están diagnosticados. Para diagnosticar este trastorno se utiliza el Test de Reconocimiento Facial de Benton que consiste en el emparejamiento de caras en diferentes posiciones y condiciones de iluminación.




¿Cómo se produce?

Este trastorno se produce por una especie de desconexión entre la vista y el cerebro. Los ojos distinguen perfectamente las diferentes partes de la cara (nariz, pelo, boca...) y funcionan correctamente pero es incapaz de identificar de quién se trata.

La prosopagnosia no es una ceguera literal, los afectados literalmente ven el rostro de quien tienen delante pero no serán capaces de memorizarlo y asociarlo de nuevo en otra ocasión. Se trata de un trastorno cerebral del que, por el momento, se sabe bastante poco dada su bajo nivel de incidencia.

Los pacientes que sufren prosopagnosia, según varios estudios neurocientíficos, son capaces de distinguir los elementos del rostro como los ojos, la boca, la nariz, etc, pero son completamente incapaces de entender todos esos atributos asociados entre si en un conjunto, por lo que no son capaces de identificar las caras.


Tipos de prosopagnosia

Existen dos tipos de prosopagnosia: 

Prosopagnosia apercitiva. El paciente es incapaz de reconocer cualquier rostro, aún sean desconocidos. Él sabe que ve la cara de alguien, pero no sabe analizar la estructura de la misma y de recordar quien es la persona, incluso no le causa sensación de familiaridad.

Prosopagnosia asociativa. El paciente deduce a la persona por la forma de su cabello o peinado, ropa, si usa gafas, al escuchar su voz, pero no reconoce su rostro. Aunque si llega a identificar su edad, raza, sexo y construir una buena imagen facial, no llega a recordar a las personas al verles a la cara, sino al asociar rasgos característicos del resto del cuerpo de la persona.

Síntomas

  • Incapacidad de experimentar sensación de familiaridad ante rostros conocidos.
  • Dificultad para reconocer rostros de familiares y conocidos.
  • Incapacidad para reconocer y discriminar entre rostros de familiares y conocidos.
  • Incapacidad de discriminación entre rostros desconocidos.
  • Dificultad o incapacidad de discriminación entre rostros y otros estímulos.
  • Dificultad o incapacidad para reconocer el rostro propio en el espejo o en fotografías.
  • Dificultad o incapacidad de percibir y reconocer los rasgos faciales.
  • Dificultad para el reconocimiento de otros elementos asociados a los rasgos faciales como la edad, el sexo o la raza.
  • Dificultad o incapacidad de percibir y reconocer las expresiones faciales.
¿Cómo viven las personas con prosopagnosia?

Los afectados de este trastorno deben desarrollar una serie de mecanismos alternativos para el reconocimiento de las personas, sobre todo, de aquellas de su entorno más próximo. Generalmente se recurre a lo que se conoce como claves contextuales de las personas que son elementos que los pueden llegar a distinguir del resto absoluta o parcialmente como por ejemplo:

  • La forma y el color del pelo.
  • La forma de hablar y el tono de la voz.
  • Elementos característicos o particulares en un rostro: cicatrices, lunares, color de ojos…
  • El uso y forma de determinados elementos habituales: gafas, diademas, sombrero…
  • La forma de caminar o moverse.



Brad Pitt y la prosopagnosia

Uno de los actores más famosos de Hollywood padece este trastorno y así lo anunció él mismo en una publicación en Esquire en 2013, en la que mencionó de pasada que, en su caso, podría haber aparecido a causa del consumo de drogas. 




El actor declaró: "Tantas personas me odian porque creen que les falto al respeto (…) Hubo un año en el que simplemente dije 'este año voy a enfrentarlo y decirle a la gente, está bien, ¿dónde nos conocimos?' pero todo empeoró. Las personas estaban más ofendidas… entienden esto como, 'eres un ególatra. Eres vanidoso'. Pero es un misterio para mí, simplemente no puedo recordar un rostro. Voy a examinarme". 

Brad Pitt sufrió en 2005 de meningitis virósica benigna, la cual no suele dejar secuelas en el cerebro. Si su caso es prosopagnosia de origen genético tendría que identificarlo a través de estudios médicos.

¿Conoces a alguien con este trastorno? Si conoces a alguien que padezca este trastorno o tu mismo lo padeces nos encantaria que dejaras tu testimonio en los comentarios del post. 

Hasta la próxima semana!

lunes, 4 de septiembre de 2017

¿Sabes qué es la Pareidolia?

¿Sabes que es una pareidolia? ¿Conocías este término? Pues la pareidolia es un fenómeno psicológico consistente en el reconocimiento de patrones significativos (como caras) en estímulos ambiguos y aleatorios, son alteraciones perceptivas de nuestra mente, cuando a través de cualquier objeto o situación real, generalmente poco estructurado, percibimos algo distinto asociándolo a patrones conocidos. Resumiendo, que donde tan solo hay una mancha, una sombra, una rugosidad, etc. nosotros vemos formas, rostros y todo aquello hasta donde nuestra imaginación llegue.

Este fenómeno responde a la tendencia del ser humano a organizar en estímulos que tengan sentido las cosas que ve. De hecho, hay una teoría que plantea que el ser humano adquirió esta habilidad para poder distinguir caras entre las hojas y defenderse de sus depredadores.




La pareidolia ha sido estudiado y lejos de ser un problema mental, llega a ser un buen síntoma. El profesor Kang Lee, de la Universidad de Toronto, explica que ver rostros en cosas inanimadas es un síntoma de que nuestras conexiones cerebrales funcionan perfectamente.


¿Donde podemos ver imágenes pareidólicas?


Visión de animales o rostros en la forma de las nubes.




Visión de rostros en las cimas de algunos cerros pedregosos




Visión de personas o siluetas en el pavimento




Imágenes religiosas en objetos cotidianos (árboles, rocas, plantas).




La naturaleza es una buena fuente de imágenes pareidólicas, las rocas, el hielo…




Los árboles y las ramas




En el fuego y en el humo 



¿Por qué se produce?



La responsable del fenómeno de la pareidolia es la parte del encéfalo que continene unos circuitos específicos que se activan para procesar la información visual relativa a las caras de manera distinta al resto de datos.




Esta estructura se llama giro fusiforme, y en cuestión de centésimas de segundo nos hace ver caras allí donde las hay, pero también allí donde no las hay. Además, cuando ocurre esta segunda posibilidad no podemos evitar tener la fuerte sensación de estar contemplando a alguien, aunque ese alguien sea en realidad un grifo, un peñasco o una fachada. Ese es el poder subconsciente del giro fusiforme: lo queramos o no, se activará cada vez que veamos algo que recuerda vagamente a un rostro. Es la contrapartida por haber diseñado un cerebro que está preparado para enfrentarse a gran cantidad de estímulos cambiantes e imprevisibles.

¿Te ha ocurrido alguna vez? Seguro que sí, anímate y cuéntanos aquellas pareidolias que te han sucedido o qué hayas visto.

Hasta el próximo día!!!

lunes, 28 de agosto de 2017

¿Conoces el "gen clock"?

El gen Clock (de sus siglas en inglés "Circadian Locomotor Output Cycles Kaput") fue identificado por el grupo de Joseph Takahashi en 1997 y codifica una proteína implicada en la regulación de los ritmos circadianos.

La proteína CLOCK parece afectar tanto la persistencia como la duración de los ciclos circadianos. 

Para los psicólogos es muy importante saber tus ritmos de actividad cuando van a ayudarte en un tratamiento y, por eso, es necesario conocer el gen clock, ya que determina la hora a la que te despiertas y las horas a las que estás más activo y concentrado.

El ritmo circadiano se genera por una especie de reloj biológico interno y tiene un duración aproximada de 24 horas. Es único para cada individuo. 

Los psicólogos, en función de cómo es tu ritmo biológico, decimos que tienes un tipo circadiano matutino, vespertino o intermedio.





¿En qué está implicado el gen clock?

Tiene un efecto negativo a corto plazo si se produce una alteración en la secuencia u orden de estos ritmos. El jet lag, padecido por muchos viajeros en trayectos largos de avión, produce síntomas de fatiga, desorientación e insomnio. Otros funcionamientos irregulares de los ritmos circadianos, no sólo el del ciclo sueño-vigilia, suelen producirse debidos al alcoho, a algunos desórdenes psiquiátricos y neurológicos como el trastorno bipolar y a algunos desórdenes del sueño.  Se ha sugerido que las alteraciones de ritmos circadianos en el trastorno bipolar son afectadas positivamente por el tratamiento clásico de este trastorno, el litio.

La alteración de los ritmos circadianos a largo plazo podría tener consecuencias adversas en múltiples sistemas, exclusivamente en el desarrollo de exacerbaciones de enfermedades cardiovasculares.

La periodicidad de algunos tratamientos, en coordinación con el reloj corporal, podría aumentar la eficacia y disminuir las reacciones adversas en forma significativa. Por ejemplo, se ha demostrado que el tratamiento coordinado con inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina  (IECAs) reduce los parámetros de presión arterial nocturna.


¿Eres matutino o vespertino?

Si sueles acostarte y levantarte más temprano y tus máximos de actividad y rendimiento suelen producirse por la mañana, seguramente te despertarás y levantarás contento y rápidamente y, por tanto, tu ritmo circadiano es matutino. Ahora bien, si te acuestas tarde y te levantas más tarde y tus momentos de máxima actividad y rendimiento suelen producirse por la tarde, seguramente te costará levantarte y te sentirás más lúcido y despejado por la noche y, por tanto, tu ritmo circadiano es vespertino. Este es el motivo de que algunos estudiantes comenten que prefieren estudiar de noche que de día, por ejemplo. 

Pero los psicólogos observamos también que existe personas que se sitúan entre los dos extremos. 

.- Los niños de hasta 10 años y los adultos a partir de 50 años suelen ser más matutinos. 

.- Los varones tienen mayor tipología vespertina. Los psicólogos podemos informarte, pues, de que si te cuesta levantarte, no es que seas vago o perezoso, o que no te guste aprovechar el tiempo. Igualmente, si te levantas pronto no es que seas una persona ansiosa o que necesite tenerlo todo controlado. Simplemente, tu gen clock determina a qué hora y a qué ritmo segregas melatonina.





Si segregas melatonina en las primeras horas del sueño, descansas antes y te despiertas antes. Del mismo modo, también te cansas antes y tiendes a dormirte antes. 

Si segregas melatonina en las últimas horas del sueño, te despertarás de forma somnolienta, tardarás en despertarte y tu rendimiento irá mejorando a lo largo del día hasta dormir casi cuando aún estás lúcido.


Otras áreas en las que participa el gen clock

En la hora de la comida parece que también influye a la hora de adelgazar. Los comedores tardíos resultan ser más nocturnos y presentan con más frecuencia una variante génica en el gen Clock, que codifica una proteína implicada en el reloj circadiano que marca los horarios de nuestro organismo.

Por otro lado, se ha demostrado que el gen Clock ayuda en la regulación del circuito de recompensa del cerebro, que es activado por la cocaína y otras drogas adictivas. Los descubrimientos de este estudio y de otros continúan argumentando que el gen Clock es una pieza clave de la maquinaria que impulsa una gama cada vez más extensa de comportamientos. 

¿Conocías el gen clock? ¿Eres vespertino o nocturno? ¿Cómo afecta esto a tu día a día?

Hasta el próximo día!

lunes, 21 de agosto de 2017

Apoyo psicológico tras un atentado

En la actualidad, la sociedad se encuentra muy afectada por el impacto de los últimos atentados. La seguridad de los países más desarrollados se ha visto reiteradamente cuestionada por trágicos acontecimientos, especialmente por la violencia terrorista. Acontecimientos tales como el atentado del 11 de septiembre del año 2001 sobre las Torres Gemelas de Nueva York, del 11 de marzo de 2004 en Madrid o del 7 de Julio de 2005 en Londres conmocionaron a todo el mundo. En estos últimos meses hemos vivido una serie de atentados en toda Europa, Niza, Londres, Estocolmo y ahora Barcelona y Cambrils. Además de estas catástrofes, cabe también mencionar otro tipo de desastres, los accidentes aéreos del YAK-42 en mayo de 2003, en el que murieron 62 militares y el accidente de helicóptero de las Fuerzas Armadas en agosto de 2005 con 17 militares fallecidos.

Ante este tipo de situaciones, el dolor que un familiar siente es tan grande que es difícil de poder eliminarlo, pero podemos estar junto a la persona e intentar ayudarla a atravesar esos momentos tan difícles, podemos hacerle comprender lo que le está ocurriendo y, sobre todo, escucharla. Las escenas de dolor son inevitables, al igual que la rabia o la indignación que se manifiestan pero podemos ayudar a canalizarlas y amortiguarlas. El objetivo de este artículo es informar sobre las actividades de intervención psicológica en situaciones de catástrofe.





Niveles de gravedad

  • Nivel de Emergencia. Este nivel sería la situación que se resuelve con los recursos médicos y asistenciales locales. Entre los ejemplos de emergencias más comunes nos encontramos con las continuas intervenciones de los servicios sanitarios que cubren accidentes de tráfico.

  • Nivel de desastre (sin entrar en los tipos que existen). Serían aquellas situaciones en las que se necesitan una mayor infraestructura y en el que se dan un mayor número de heridos, damnificados y que conlleva un mayor coste económico, suponiendo una alarma para la población.

  • Nivel de catástrofe. Nos referimos cuando se produce un desastre masivo, con consecuencias destructivas que abarca una mayor extensión. Esto supone un gran esfuerzo humano, material y de coordinación. Las catástrofes, con sus secuelas de horror y sufrimiento, provocan alarma social y provocan la necesidad de una intervención para remediar, en la medida de lo posible, los daños producidos. En estas situaciones, la intervención requiere un minucioso proceso de preparación. Se requieren una serie de equipos de carácter multidisciplinar, convenientemente formados y entrenados para intervenir en cualquier situación.

¿Ayuda una intervención rápida psicológica?


En situaciones como las que he mencionado anteriormente, los psicólogos expertos en emergencias tienen el objetivo principal de auxliar a la persona que ha sufrido el accidente y a reconducirlo hacia el enfrentamiento con la crisis, lo que supone el control de los sentimientos y de las emociones negativas de la situación.

Este objetivo gira sobre tres puntos clave: 

.- Ayudar a restablecer la sensación de control de la víctima. 

.- Ayudar a reducir su aislamiento, mediante una conducta acogedora, que disminuya el ambiente hostil y doloroso en el que se encuentra. 

.- Procurar disminuir los sentimientos de desesperanza e indefensión de las víctimas ayudándoles a afrontar el presente y el futuro.


¿Qué resultados obtendremos?


Con el apoyo psicológico en plena emergencia podemos recuperar antes el equilibro emocional que se ha roto en la situación ocurrida.





Además, ayuda a que las lesiones psíquicas no sean estables y se evite que sufran secuelas psicológicas permanentes. 

En primer lugar hay que evitar que se sienta solo, hay que acompañarle, pasar tiempo con él, prestarle atención. Hay que escucharle y tranquilizarle sobre sus miedos irracionales, asegurándole que se encuentra a salvo y sobre todo permitirle el desahogo emocional, como la liberación del llanto o de la rabia contenidos. Es necesario también facilitarle el descanso, ayudándole en las tareas y responsabilidades diarias. Por último hemos de respetar su silencio e intimidad. Cada persona tiende a elaborar las situaciones según su personal forma de ser y puede necesitar intimidad y silencio. Estas actitudes deben ser comprendidas y aceptadas por el entorno.


Fases de una catástrofe 




Como hemos visto, nuestro trabajo como psicólogos ante estas situaciones va dirigido fundamentalmente hacia aspectos emocionales, relacionales y de manejo de problemas, labor que puede tener un papel clave en los períodos inmediato y posterior a la catástrofe. Aunque la labor del psicólogo frecuentemente va más allá, colaborando en diferentes aspectos prácticos que pueda requerir la situación.

¿Te parece importante el apoyo psicológico tras un atentado o cualquier otra catástrofe? 

¿Has vivido alguna situación de este tipo y recibirlo o no te ha afectado significativamente en tu vida? Nos encantaría saber tu testimonio. 



Hasta el próximo día!

lunes, 14 de agosto de 2017

¿El estrés afecta a la fertilidad?

Uno de los problemas que tiene consecuencias emocionales en una pareja es la infertilidad. El hecho de no poder tener hijos puede afectar de una forma directa a todas las esferas de la vida de los pacientes.

Hasta ahora se ha sabido que el consumo de alcohol y tabaco e incluso la edad podían afectar en las posibilidades para conseguir el embarazo pero el estrés que puede experimentar la madre también puede ser un obstáculo para conseguirlo. La ansiedad no se ha tenido en cuenta por ser un factor difícil de analizar pero en muchas situaciones de nuestra vida siempre juega en contra de nuestros intereses y, en este caso, también lo hace.





¿El estrés afecta a la fertilidad?

Según un estudio que publica la revista “Fertility and Sterility”, el estrés, uno de los problemas cada vez más presentes en la vida de las parejas, es un obstáculo para aquellos que estan buscando quedarse embarazados.

Otro estudio publicado en 'Human Reproduction' revela que la ansiedad antes de la concepción podría desempeñar un papel en la infertilidad.

Para comprobar cómo influye el estrés para conseguir quedarte embarazada, investigadores de la Universidad de Ohio, en Estados Unidos, hicieron un seguimiento a 501 mujeres de entre 18 y 40 años sin problemas de fertilidad conocidos que querían quedar embarazadas.

Se les midió dos indicadores biológicos de estrés presentes en la saliva: alfa-amilasa y cortisol, y encontraron que las mujeres con altos niveles de estos, eran un 29% menos propensas a quedarse embarazadas cada mes.

Además, al compararlas con las mujeres que presentaban niveles bajo de esta enzima, hallaron que tenían más del doble de probabilidades de no quedar embarazadas tras 12 meses de mantener relaciones sexuales regulares sin protección. Recordemos que se considera que puede haber infertilidad cuando la pareja ha intentando concebir durante un año sin éxito.


¿Qué puedo hacer para relajarme?

-- Haz ejercicio físico moderado. La práctica de actividad física es uno de los beneficios psicológicos para reducir el estrés. Además, el ejercicio también incrementa la producción de norepirefrina (noradrenalina), un químico que puede moderar la respuesta del cerebro al estrés. El ejercicio mejorala habilidad de nuestro cuerpo a la hora de tratar con la tensión que el estrés tras tantas preocupaciones del día a día.

--Cambia de rutina. Realiza pequeños cambios de sitio, horarios, incorpora actividades nuevas, etc, que hagan que cambies tu foco de atención y añadas un poco de variedad. 

-- Haz un viaje. Esto te ayudará a desconectar de todo lo que te rodea. El cambio, del tipo que sea, siempre es beneficioso. Por ello, cuando estés alejada, aprovecha para depurar tu mente y expulsar esos pensamientos negativos y encontrarte contigo misma. De esta forma, volverás a vida diaria con las pilas cargadas.




-- Práctica métodos de relajación. La relajación provoca una disminución de tu frecuencia cardíaca, lo que se traduce en menos estrés y trabajo para tu corazón. Contribuye a generar pensamientos positivos y creencias positivas, lo que incrementa la sensación de seguridad y autoconfianza (al contrario, la ansiedad intensa hace que exageremos el riesgo de un posible accidente). 

-- Haz yoga. La práctica diaria de unos pocos minutos de yoga es un método natural para deshacerse de la tensión acumulada a diario (tanto en el cuerpo físico como mental). En efecto, las posturas, los pranayamas y la meditación son técnicas eficaces para liberarnos del estrés acumulado a lo largo de nuestra vida. 

-- Practica meditación. Con la meditación aprendes a mantenerte estable frente a los problemas y obstáculos cotidianos, aumenta la autoestima y se logra una visión de la vida más optimista y centrada.

Veréis que alejar el estrés os ayudará y en cuanto dejéis de obsesionaros con la búsqueda, si no hay un problema de fertilidad real, conseguiréis el deseado embarazo.

Y tú...¿Qué vas a hacer para rebajar tu estrés? ¿Tienes algún testimonio en el que veamos que disminuir tu estrés ha mejorado tu fertilidad?

lunes, 7 de agosto de 2017

La Teoría de las ventanas rotas

¿Has oído hablar alguna vez de la teoría de las ventanas rotas? Es una teoría que se origina a partir de un experimento que llevó a cabo el psicólogo Phillip Zimbardo en dos barrios de Estados Unidos. El objetivo del experimento era observar qué ocurría al abandonar un vehículo destrozado en dos barrios totalmente diferentes.


El experimento

El experimento consistió en abandonar un vehículo algo deteriorado en el barrio del Bronx (barrio pobre, peligroso, conflictivo y lleno de delincuencia). Zimbardo dejó el vehículo con sus placas arrancadas y con las puertas abiertas y, al cabo de unos diez minutos, observó que el coche empezaba a ser desvalijado. En tres días, en el vehículo ya no quedaba nada de valor y, a partir de ese momento, el coche fue destrozado.




Pero aquí no acababa el experimento, había una segunda parte. Zimbardo abandonó un segundo coche en condiciones similares al anterior pero esta vez en el barrio de Palo Alto en California (barrio rico y de clase alta). En esta ocasión no pasó nada, el coche permaneció intacto. Entonces, Zimbardo decidió ir más allá y con un martillo destrozó algunas partes del vehículo. Debió ser la señal que estaban esperando los ciudadanos de Palo Alto ya que al cabo de unas horas el coche estaba tan destrozado como el del Bronx. Por tanto, todo esto confirmaba la hipótesis de Zimbardo.


Conclusiones

Tras el experimento, Zimbardo confirmó las hipótesis que tenía en mente. Una vez que se empiezan a desobedecer las normas que mantienen el orden en una comunidad, tanto el orden como la comunidad empiezan a deteriorarse y, a menudo, a una velocidad sorprendente. Las conductas inmorales e incivilizadas de los ciudadanos se contagian.




La lectura que nos da esta teoría es extrapolable a múltiples ámbitos de la vida cotidiana. Si en un edificio aparece una ventana rota y ésta no se arregla pronto, es probable que en poco tiempo el resto de ventanas acaben siendo destrozadas por los vándalos. ¿A qué se debe? El mensaje que se transmite es que si aquí nadie cuida esto, esto está abandonado.

Ahora bien, pongamos otro ejemplo. Imagina que vas por la calle comiendo naranjas. Cuando terminas de comértelas te encuentras con un montón de mondas en las manos que debes tirar. Te das cuenta de que la papelera está lejos y lo siguiente que haces es mirar el suelo. Si ves que en el suelo hay más basura, la probabilidad de que las tires al suelo será muy alta, pero si ves que en el suelo no hay ningún resto de basura, posiblemente te lo pienses antes de tirarlas al suelo. 

Y, para terminar, otro ejemplo que suele ser también bastante habitual. Si alguien pinta un graffiti en la pared de tu casa y dejas pasar mucho tiempo antes de repintar la pared, posiblemente se convertirá en un muro lleno de pintadas en pocos días. Esto lo explica la teoría de las ventanas rotas.


¿Qué te parece este experimento? ¿Has vivido alguna situación en la que se haya generado el fenómeno de las ventanas rotas?